Los cuatro errores financieros más recurrentes de los jóvenes

El no prepararse para el futuro y el desconocimiento sobre el uso de productos como tarjetas son algunos de ellos, según expertos.

Vía DiarioPyme

foto_0000000820160928085218Foto: AgenciaUno.

Pablo Contreras Pérez

Sin ánimo de generalizar, es de público conocimiento que la gente joven no tiene una visión a largo plazo y no se preocupan mucho de su futuro, además de tener poca experiencia de cómo manejar el dinero.

Debido a ello, quienes pertenecen a este grupo etario cometen una serie de errores en materia financiera, que de no corregirse, pueden desembocar en problemas para el bolsillo más adelante.

Si te sientes identificado con esto y quieres saber qué faltas puedas estar cometiendo para así evitarlas, revisa los siguientes puntos:

 

1. Ahorro

“Los millenials incurren en equivocaciones puntuales de manera generalizada. La primera de ellas es que no ahorran o comienzan hacerlo muy tarde”, sostiene Paula Riedel, gerente general de Fol.cl.

Algo con lo que coincide Jorge Camus, cofundador Destacame.cl, quien además apunta a que la falta de educación financiera de los jóvenes “no saben bien cómo manejar las finanzas, en gastar lo necesario”, por lo que al no realizar esta práctica cuando pueden pierden la posibilidad de generar un soporte para épocas de vacas flacas.

 

2. Endeudarse fácilmente

Relacionado con el punto anterior, si los jóvenes no tienen el hábito de ahorrar, el cuidado con las deudas no es mejor. “La juventud se endeuda innecesariamente ante las facilidades crediticias que existen en el mercado”, alerta Riedel.

Pese a que considera que tener productos financieros como una cuenta corriente no tiene nada de malo, Camus subraya que “lo importante es usar estos productos con responsabilidad y asumiendo las realidades financieras de cada uno. No porque un joven tenga acceso a un crédito significa que tenga que gastar esa plata en algún producto que no necesita”.

 

3. ¿Y si no encuentro trabajo?

Cuando los jóvenes terminan sus carreras y quieren ingresar al mercado laboral y no consiguen empleo, la escasa educación financiera se pone a prueba. El cofundador de Destácame insiste en que ellos “deben adecuarse a su realidad, por lo que si aún no están generando ingresos, no pueden gastar como si los tuvieran. Lo mejor es esperar entonces a que lleguen los ingresos y luego consumir de acuerdo a ellos”.

Junto con ello, aconseja que apenas tengan acceso a un primer sueldo aprovechen de ahorrar “para que puedan generar un ‘colchón’ para cuando tengan más responsabilidades”.

 

4. Desconocimiento de productos financieros

Según los expertos, otros de los grandes errores de los jóvenes en esta materia es no informarse adecuadamente sobre la oferta financiera existente. “El principal problema de los jóvenes es que muchas veces no conocen los productos financieros que toman, o los toman si saber cuál será el impacto que tendrá esto en sus finanzas futuras”, alerta Camus, quien agrega que eso se suma a que muchas veces no entienden bien “el compromiso que están tomando”.