Los síntomas que pueden alertarlo de una estafa piramidal

Tras el caso de Rafael Garay y otros. Abogado y experto en finanzas dan luces de a qué se debe estar alerta.

Vía DiarioPyme

foto_0000000220161003163546Foto: AgenciaUno.

Pablo Contreras Pérez

Muchos de los que invirtieron en las empresas ligadas a Rafael Garay confiesan que lo hicieron porque lo encontraban una persona confiable, gracias a sus constantes apariciones en medios de comunicación.

Sin embargo no repararon en un detalle: cuando explotaron las estafas piramidales de AC Inversions e IM Forex en marzo, fue el ahora prófugo de la justicia quien explicó que para detectar estos esquemas de negocios, había que fijarse, entre otras cosas, en la rentabilidad a todo evento que aseguraban. Ahora se conoce que en sus contratos él prometía lo mismo que denunciaba por esos días.

Ante esto, lo más evidente es saber cuáles son las claves a tomar en cuenta para no ser víctima de un hecho similar. Así lo explican el abogado Mario Schilling y el magister en finanzas Sergio Tricio.

 

1. Pida respaldo de todo

“Si usted va a ser asesorado financieramente fíjese bien si el dinero que utilizará de capital debe entregarlo al asesor o usted tiene control total de él”, alerta Schilling. En esa línea, Tricio además llama a poner ojo en otros documentos que respalden la inversión. “En muchos casos, los ahorros de las personas han ido a parar directamente a las cuentas corrientes de los asesores de inversión, sin existir un respaldo de donde estaban esos fondos“, subraya el gerente general de Ruvix.

 

2. Rentabilidad “alta y segura”

Los expertos lo han dicho antes: no existe rentabilidad alta y segura, porque quien quiere ganar más, tiene que arriesgar más. “Desde el punto de vista de las rentabilidades, los depósitos a plazo entregan una rentabilidad anual en torno al 4%, mientras que otros instrumentos financieros, pueden generar rentabilidades enormes, pero tienen asociado un riesgo que pueden implicar pérdidas también”, explica Tricio, quien añade que asegurar rentabilidades superiores al 15 o 20% es imposible, debido a la dificultad de “predecir los vaivenes del mercado”, por lo que asegura que no es viable “obtener rentabilidades constantes de esa magnitud”.

 

3. Impedimento para retirar la plata

Si por alguna razón quiere retirar el dinero que invirtió en la mencionada empresa y le ponen trabas, tenga ojo. Apenas detecte que no quieren devolver su dinero o que el castigo por retirar sus fondos anticipados es exagerado y brutal (como que le retengan un 30% de sus fondos) acérquese a conversar con un abogado de confianza, alerta el director de Schilling Abogados.

 

4. El “acarreo”

Algunos los afectados eventuales de la empresa de Garay y su socio en Concepción es que los instaban a sumar a más gente al negocio, a cambio de premios o bonos. Según Schilling, “la solicitud del inversionista de ‘referidos’ o que el cliente aporte nuevos clientes”, es junto a los puntos anteriores, una de las principales características de estas empresas irregulares, sistema que funciona hasta que revienta.

 

5. Sólo les pasa a los que invierten millones

¿Es un error pensar que esto le puede pasar sólo a la gente con grandes recursos? “Absolutamente”, enfatiza Tricio, quien señala que “este tipo de situaciones han afectado a personas de alto patrimonio como también personas con pequeños ahorros”.

Algo que respalda Schilling, quien apunta a que plantear una “pirámide” con pequeños aportes “incluso puede llegar a ser mucho más efectiva para sus autores, pues si usted es víctima de una estafa de 200 mil pesos y desea contratar los servicios de un abogado para que lo represente en juicio, le saldrá más caro el remedio que la enfermedad”. Por ello, dice que lo recomendable es que “todos los perjudicados o una gran cantidad de ellos se unan y persigan al responsable”, para intentar recuperar algo de lo invertido.