El efecto de la primavera en el trabajo

Llega la primavera y para una gran cantidad de personas es sinónimo de alegría y buen ánimo, debido al aumento gradual de temperaturas, la exposición al sol y la naturaleza, entre otros.

Vía DiarioPyme

Confident business team. Group of cheerful business people in smart casual wear sitting at the desk together and smiling

Foto: Getty Images.

Llega la primavera y para una gran cantidad de personas es sinónimo de alegría y buen ánimo, debido al aumento gradual de temperaturas, la exposición al sol y la naturaleza, entre otros.

Pero, ¿cómo influye este bienestar en nuestra concentración y desempeño laboral? Néstor Milano, director ejecutivo de Laborum para Chile, Panamá y Venezuela, entrega algunos datos sobre cómo impacta esta estación:

Sueño. El aumento de horas de sol disminuye los niveles de melatonina, la hormona que regula el sueño, esto hace que las personas sientan menos cansancio o ganas de dormir.

Menos stress y depresión. Una mayor exposición a la luz solar es uno de los factores que produce un aumento de la serotonina (sustancia que opera como un neurotransmisor ligado a la inhibición de la ira y la depresión), lo que mejora el ánimo y disminuye el estrés, a la vez que entrega sentimientos más optimistas que se ven reflejados en una mejor actitud a la hora de trabajar.

Deportes. Vuelven las ganas de hacer deporte. Al tener tardes más largas y una temperatura ambiente más agradable, son muchos los que aprovechan de hacer ejercicio al salir de la oficina o en sus espacios libres. Esto ayuda a mejorar nuestra salud a nivel general y también a integrar hábitos de nutrición más adecuados, lo que influye directamente en nuestra actividad cerebral, ayudándonos a permanecer más atentos y concentrados en las jornadas laborales.

No todo es perfecto. Existe un trastorno que afecta a más de una persona en este periodo y que aún no logra unir a la comunidad médica en torno a una explicación: la llamada “astenia primaveral”.

Esto  ocurre durante las primeras semanas, momento en que se generan cambios en la producción de endorfinas, serotonina, melatonina y otras sustancias del sistema nervioso, lo que provoca una sensación de decaimiento físico e intelectual. Es un trastorno adaptativo y que se “cura” cuando el organismo se autorregula. Hay personas que se ven más afectadas que otras, como las que sufren alergia, ya que es cuando aparecen la congestión nasal y las dificultades respiratorias asociadas a la polinización.

Alergias. Se estima que las alergias afectan a casi un tercio de la población mundial, por lo que, para muchos, la llegada de la primavera representa un problema. Pero tiene solución. Cada vez son más los tratamientos que luchan contra las alergias, a punta de antihistamínicos y corticoides. Sin embargo, muchos de estos tratamientos son evitados por los trabajadores, por provocar jaquecas, somnolencia y/o decaimiento.