Senado aprueba en general proyecto que elimina tareas escolares

Iniciativa debe ser votada en particular la próxima semana. Ejecutivo trabaja en preparación de sus indicaciones.

Vía La Tercera

imagen-sala-de-clases-011-820x500

Con 19 votos a favor, nueve en contra y dos abstenciones, el Senado aprobó, en general, hoy el proyecto que busca eliminar las tareas escolares. La iniciativa fue presentada por el senador Jaime Quintana (PPD) con el respaldo de Fulvio Rossi (PS) y Carlos Montes (PS), entre otros legisladores, y señala que “en ningún caso se complementará, ni mucho menos adicionará la carga horaria de los alumnos al interior de los establecimientos con el envío de deberes escolares a desarrollar en sus domicilios, ya sea de manera individual o con el apoyo de su grupo familiar”.

El debate se extendió por más de dos horas y, tras la aprobación, el Senado debe votar en particular la próxima semana el proyecto. “Chile tiene la mayor cantidad de niños con trastornos mentales y colon irritable, los cuales son directamente asociados al agobio y la sobreexigencia que provoca la jornada escolar completa en los estudiantes”, señaló el senador Quintana.

El legislador PPD argumentó que deben ser erradicadas, porque “las tareas escolares no están al servicio del aprendizaje o bienestar del estudiante, sino que están al servicio del colegio, de obtener mejor rendimiento que otra escuela”.

Su par Fulvio Rossi (PS) destacó que es muy importante que por primera vez el Senado apruebe una iniciativa de esta naturaleza. “Me parece relevante estar conversando respecto de la sobrecarga académica de nuestros hijos, pensar en qué ocupan el tiempo, del aumento de problemas de salud mental. El aumento de niños con medicamentos, etc.”, agregó el parlamentario socialista.

Por su parte, el senador Andrés Zaldívar (DC) opinó que junto al debate de regular las tareas escolares, hay que replantearse el uso del tiempo durante la Jornada Escolar Completa (JEC). “Hoy hay estudiantes de origen modesto que no tienen un espacio para estudiar, su casa es estrecha y muchas veces sus padres no han podido tener una educación que les permita apoyarlos. Lo lógico en ese sentido sería revisar el currículum de la JEC para que estos niños puedan hacer sus tareas y deberes en el colegio con una asistencia y tutoría de los profesores”.

Como contraparte, el senador Hernán Larraín (UDI) señaló que las tareas tienen varias ventajas, como hacer interactuar a padres e hijos “¿Será razonable que la discusión de un proyecto educativo se defina por ley? No se puede pensar que todos los establecimientos hagan lo mismo, hay que darles la libertad para que las propias comunidades decidan”, argumentó Larraín.

Indicaciones

Hasta la próxima semana tiene el Ejecutivo para presentar sus indicaciones al proyecto. Esto, luego de que en agosto de este año la Comisión de Educación acordara armar una mesa técnica de trabajo entre el Mineduc y distintos actores sociales, incluyendo los líderes del movimiento, “La tarea es sin tarea”. De esa instancia saldrían las modificaciones al proyecto.