¿Arrendar o comprar una vivienda? Expertos explican qué se debe considerar

Sopesar el valor del arriendo versus el costo de un eventual dividendo es uno de los aspectos a tomar en cuenta.

Vía DiarioPyme

foto_0000000320161013174305Foto: AgenciaUno.

Pablo Contreras Pérez

Cuando las ventas de viviendas nuevas van a la baja y los precios también tienden a tomar la misma tendencia, las dudas que surgen es qué conviene más en la actualidad: ¿arrendar o comprar?

Y es que según el último informe de GFK Adimark, las ventas de casas y departamentos bajaron un 2,4% entre julio y septiembre, mientras que un reporte de Portal Inmobiliario señaló que el valor de los inmuebles usados tuvo su menor crecimiento desde 2010 (0,4%), mientras que los valores del arriendo medidos en UF/m2 anotaron una caída de 0,5% al comparar año contra año en el mismo lapso.

Ante este escenario, Cristián Lecaros, CEO de la empresa de inversión inmobiliaria Inversión Fácil, comenta que “siempre va a depender de si la persona tiene algún grado de ahorro para poder acceder a una casa”. En ese sentido comenta que hay bancos e instituciones financieras que por excepción pueden prestar el 90%, dependiendo si es solamente para una vivienda, por ende, “si es similar el valor del arriendo con el del dividendo, la invitación siempre será a que esa persona tome una posesión inmobiliaria”.

Si usted ya tiene una vivienda en arriendo, podría ser aconsejable mantenerla por un tiempo en esa calidad. “Si esa persona hoy es dueña de una casa, estas propiedades generalmente aumentan su plusvalía con el paso de los años, por lo que lo ideal sería intentar mantener el inmueble”, dice Lecaros.

En tanto, Diego Harris, socio de Capitalizarme.com, comenta que todo va a depender del foco del negocio. “Por ejemplo, si compré una casa hace 8 años en 2.000 UF, y ahora me ofrecen 4.000, obviamente que sería buen negocio venderla. Siempre y cuando, sepa que voy a hacer con ese dinero”.

Ahora bien, si está pensando en ser un pequeño inversionista inmobiliario, Lecaros asegura que no es un mito que cuando la economía está lenta es una buena oportunidad. “Cuando las ventas van a la baja las inmobiliarias siempre sacan promociones, bonos, etc., por lo que uno siempre debe estar atento a cualquiera de estos descuentos”.

Además subraya que se debe considerar que para muchos arrendatarios las condiciones crediticias están restrictivas, deberán seguir arrendando, lo que redunda en una buena noticia para el que quiere invertir en este mercado.