Factura electrónica: Una solución remota para Pymes rurales

Este sistema, al que se puede acceder de manera remota, simplifica el cumplimiento de otras obligaciones tributarias y disminuye el riesgo de pérdida de documentos, además de evitar el almacenamiento de papel.

Vía Comunicado de Prensa

factura-electronica-720x465

A contar del  1 de febrero del 2017 comienza a regir el cumplimiento de la Ley N°20.727 de 2014 para  las Medianas y Pequeñas Empresas de las zonas rurales, que establece el uso obligatorio de la factura electrónica.

Frente a esta obligatoriedad, son muchas las Pymes que deberán sumarse al sistema. Sin embargo, uno de los principales cuestionamientos que se plantean los dueños de estos comercios es cómo lograrán acceder a este servicio electrónico desde sus poblados, tomando en cuenta que quienes ofrecen el sistema de factura electrónica se ubican en las principales ciudades. Así lo señala Pablo Mateluna, gerente general de Enternet.

“Lo primero que preguntan los clientes en regiones es si es que tenemos representación en las ciudades más cercanas, pero les explicamos que no es necesario, ya que tenemos el soporte necesario para atenderlo a distancia. Hay un paradigma en relación a que un servicio debe estar en la ciudad o región del cliente”, indica.

Mateluna agrega que este sistema disminuye sustantivamente los costos de facturación y los tiempos de emisión y recepción de documentos en general, facilitando el comercio y generando un aumento de la productividad y competitividad de las empresas.

Asimismo, explica que dentro de las principales ventajas se encuentra el ahorro de tiempo, a que solo se necesita en computador y el certificado digital, o firma electrónica, y la confiabilidad en el proceso. “Por si fuera poco, simplifica el cumplimiento de otras obligaciones tributarias y disminuye el riesgo de pérdida de documentos, además de evitar el almacenamiento de papel, ya que tienes todo el respaldo en formato digital”, indica.

Sistema remoto

El gerente de Enternet explica que  la plataforma remota es natural en la factura electrónica, por lo que es una excelente aliada para las Pymes rurales. “Si tienes una plataforma de trabajo remoto, no es tan solo la cuestión tecnológica, sino que además el servicio, que realmente esta persona  pueda trabajar y que si necesita ayuda pueda llamar y tenga el soporte necesario para eso”.

Mateluna recalca la importancia de que este documento digital sea una solución de valor para los clientes. “Si estoy obligado a hacer algo, lo hago de forma que me aporte un valor especial y particular, que es nuestra especial preocupación”.

A pesar de que este sistema es obligatorio, ha entregado numerosas ventajas a sus usuarios, optimizando las gestiones de las pymes, reduciendo los tiempos y logrando una mayor eficiencia en el funcionamiento de la empresa, permitiendo tener más seguridad y un control en relación a los posibles errores que se pudieran generar.

Más información en http://www.enternet.cl