Entregar feedback a los trabajadores aumenta la productividad

La retroalimentación es la herramienta para compartir observaciones, preocupaciones, sugerencias de mejora sobre el desempeño de un colaborador, entre otros.

Vía DiarioPyme

foto_0000000220161030162958Foto: Getty Images.

Si bien el feedback o retroalimentación es parte natural del proceso de comunicación, es un elemento clave en la gestión de personas, ya que es la herramienta para compartir observaciones, preocupaciones, sugerencias de mejora sobre el desempeño de un colaborador, el que bien ejecutado permite optimizar el rendimiento individual y del equipo.

En este sentido, Rodrigo Correa, psicólogo laboral y gerente de Mandomedio Consulting, explica que entregar feedback asegura la productividad y el cumplimiento de los objetivos organizacionales y, por lo tanto, debiera ser una de las prioridades del líder de un equipo. Entregar esa retroalimentación adecuadamente puede hacer la diferencia entre cumplir una meta y no hacerlo, enfatiza el experto.

Para darle sentido al feeback, el ejecutivo de Mandomedio Consulting entrega recomendaciones:

El  nivel de madurez que tiene la empresa para implementar un sistema de gestión de desempeño. “La empresa puede implementar una herramienta, pero si no hay un involucramiento real,  será sólo una herramienta más hasta que se deja de lado”.

Conocer bien a las personas del equipo. “Usando la jerga actual, el líder debe mapear a la personas: quiénes saben de su tarea, quiénes no; los que están motivados y los que no; porque no se debe caer nunca en subsidiar  a un colaborador, tratando de reubicarlo todo el tiempo”.

El feedback siempre debe entregarse de manera individual, comentando situaciones reales, no hipotéticas. “Se recomienda hacerlo como un sándwich, es decir: con la capa de arriba del pan destaco aquello que la persona hace bien, qué aporta al equipo o a la meta; el relleno del sándwich es lo que puede cambiar, así es que se le entregan al colaborador todos sus puntos de mejora y la tapa final del pan; se vuelve a destacar lo positivo de su capacidad o actitud laboral”.

“Cuando el feedback se entrega bien y con sentido se contribuye a la productividad del negocio, a su rentabilidad; se potencian los recursos humanos y se logra un terreno positivo y fértil para tomar buenas decisiones”, concluye el ejecutivo.