Cuáles son y cómo prepararte para las preguntas más difíciles de la PSU

Revisa los temas y ejercicios de Lenguaje, Historia, Matemáticas y Ciencias en los que más se equivocan los estudiantes.

Vía T13

1448634352-psu-lapizCrédito: iStock.

Sólo quedan días para que los estudiantes rindan la esperada Prueba de Selección Universitaria (PSU), la cual se realizará el próximo lunes 28 de noviembre y martes 29 de noviembre.

Para ello, miles de jóvenes se han preparado todo el año, realizando ensayos, practicando en casa y asistiendo a preuniversitarios para alcanzar el mayor puntaje posible.

Pero hay una serie de temas y preguntas que se repiten año tras año y que son en los que más se equivocan los estudiantes en el momento de rendir el examen.

Entérate en T13.cl cuáles son las preguntas más “cabezonas” de la PSU y en las que tienes que tener más ojo para no equivocarte, ya que tener una buena estrategia y preparación son herramientas clave para la victoria.

PSU

¿Cuáles son los errores más comunes?

A pesar de que quedan menos de dos semanas para la PSU, todavía es posible entrenarse y tener en cuenta algunos tips para obtener buenos resultados.

Matemáticas

“En matemáticas los mayores errores se cometen por comprensión lectora, comenta Alonso Morgado, director académico del preuniversitario Pedro de Valdivia, quien agrega que “el alumno lee e interpreta algo distinto al enunciado del problema y no consideran todos los datos que entrega.

Los problemas matemáticos “deben resolverse considerando todas las condiciones planteadas”, recalca Morgado. Otro error frecuente que se comete al momento de dar la prueba, “es detenerse mucho tiempo en una pregunta tratando de resolverla”, con lo cual el nivel de estrés aumenta a la hora de responder “con la atención y tiempo necesarios las preguntas que continúan”.

“Otras de las áreas que genera más dificultades es geometría, detalla el director académico.

Ejercicio de ejemplo:

Enunciado

El error típico en este tipo de ejercicios, es que el alumno sólo haga la resolución de la ecuación, sin fijarse en las condiciones necesarias y suficientes para que tenga solución, explican desde el preuniversitario Pedro de Valdivia.

Solución

Por ejemplo, las alternativas C y D aparentemente son iguales, pero la correcta es C ya que a debe ser necesariamente distinto que 0, para que tenga solución. Si el alumno no hace este análisis, es muy probable que marque como correcta la D.

“Respecto a contenidos, los estudiantes presentan mayor cantidad de errores en Funciones, Geometría en el espacio, Variables aleatorias y Distribución normal. Estos dos últimos contenidos son los que presentan más dificultad en el estudiante, ya que son conceptos nuevos en el currículum nacional, por lo tanto, contenidos que recién se están evaluando en la PSU”, recalca Pablo Echeverría, Encargado de área Matemática, Preuniversitario Cpech.

Lenguaje


istock

En el caso de la pruena de lenguaje, “el control del tiempo que se dispone para responder es fundamental”, subraya Alonso Morgado.

En este aspecto, los nervios juegan un papel fundamental, y es aun más estresante cuando los examinadores avisan que el tiempo para finalizar la prueba se acaba y todavía quedan muchas preguntas por responder.

“Esto se soluciona simplemente con un reloj pulsera, pues el uso de celulares está  reglamentado”, detalla el director académico del preuniversitario Pedro de Valdivia. Otro elemento que ayuda a evitar este problema, “es revisar bien la prueba antes de responder ya que es importante determinar la cantidad de textos que trae para organizar bien la resolución”.

“La comprensión lectora sigue siendo un desafío para los estudiantes, sobre todo en preguntas que miden habilidades superiores como inferir o sintetizar”, comenta Verónica Zamora, Encargada de área Lenguaje y Comunicación, Preuniversitario Cpech.

“Es importante el desarrollo de habilidades lectoras a través de la lectura de textos expositivos como noticias, textos de índole científico o narrativos, como poemas o cuentos, instancia donde es posible aplicar y practicar diversas inferencias como las ideas principales, el propósito de un texto o la opinión del autor”, explica Verónica Zamora.

Ciencias


iStock

En la prueba de ciencias, “por lo general el enunciado de las preguntas aporta información cualitativa y / o cuantitativa, en relación con el asunto a preguntar”, dice Morgado. Si el alumno por su parte, realiza una lectura descuidada “puede no considerar un dato clave para dar la respuesta correcta”.

“Un error común es que no terminan de leer el enunciado y no comprenden que lo consultado es lo “no correcto”, o lo que “no corresponde” y aunque el “no” en la PSU está con negrita y con mayúscula, es omitido y se contesta mal”, recalca el director académico.

También puede generar equivocaciones considerar que las preguntas que tienen gráficos y tablas “aumentan la dificultad, lo que lleva al alumno a no considerarla y omitarla”, por lo que el consejo es leer bien el enunciado.

Historia

En el caso de la prueba de historia, “en materia de contenidos, la prueba que desde hace dos años se ajusta al nuevo currículo ordenando por el Ministerio de Educación, implicando cuatro ejes temáticos”, explica Alonso Morgado, los cuales corresponden a Espacio Geográfico, Democracia y Desarrollo, Chile y América en Perspectiva Histórica y el Mundo en Perspectiva Histórica.

“Las preguntas de mayor dificultad  se relacionan con los contenidos de Historia de Chile del siglo XIX, sobre todo República Liberal y periodo finisecular; este periodo se hace complejo para los estudiantes, debido a las múltiples relaciones que deben hacer entre el ámbito político, económico, social y cultural de la época”, detalla Fabián Guajardo, Encargado de área Historia, Geografía y Ciencias Sociales, Preuniversitario Cpech.

“Los errores de contenido más frecuentes se producen con las preguntas de profundización de temas, eso suele ser un obstáculo para la mayoría de los postulantes ya que las preguntas tienen distintos niveles de profundidad”, detalla el director académico del preuniversitario Pedro de Valdivia.

Otra dificultad recae en “la preparación inadecuada que el alumno realiza en temas geográficos, que desde hace un tiempo es menos considerada en los estudios regulares. Geografía implica una serie de contenidos interconectados: conceptuales teóricos, dominio de observación de mapas, análisis y síntesis de información estadística, que es importante tenerlos claros”, dice Morgado.

En relación a habilidades  y destrezas, el director subraya que “uno de los graves problemas de los alumnos es la dificultad que significa realizar adecuadas inferencias considerando que en la pregunta están los datos que permiten solucionar el problema”.

“En Historia, un aspecto que debe ser reforzado para el correcto desarrollo de esta prueba es la comprensión de ejercicios donde aparezca más de un elemento como estímulo. Por ejemplo, textos, mapas, gráficos, tablas, imágenes, entre otros”, recalca Fabián Guajardo.

Claves y consejos para el momento de la prueba

En qué fijarse, qué subrayar y por dónde es recomendable empezar para ganar tiempo son preguntas frecuentes para quienes están a un paso de rendir la PSU.

En matemáticas, “llegar a rendir la prueba con el mejor nivel de entrenamiento, ya que ello asegura  responder un número mayor de preguntas en un tiempo ideal, que es menos de dos minutos por preguntas”, dice Morgado.

En asignaturas como biología, por ejemplo, el director académico del preuniversitario aconseja “leer y encerrar en un óvalo él o los datos y los conceptos que a su criterio se hacen relevantes para responder correctamente. Si no se siente seguro de responder se recomienda repetir el ejercicio”.

En el caso de la prueba de lenguaje, lo que se recomienda es que los alumnos “no respondan la prueba en un orden secuencial, ya que estarían dejando para el final todas las interrogantes de comprensión de lectura, que es el ítem que más los agota”, aconseja Morgado, indicando que lo ideal es “ir intercalando comprensión de lectura con otras partes de la ejercitación”.


Agencia Uno

“La pregunta al final del enunciado debe ser claramente destacada, saber inequívocamente  lo que se pregunta, permite responder acertadamente”, dice Alonso Morgado. En relación con los gráficos y tablas, en tanto, “el alumno debe recordar que es parte de la comunicación científica y los encontrará en preguntas que den cuenta de un trabajo experimental. Por lo general, centrarse en la información que entrega el gráfico o la tabla es el primer paso para llegar a la respuesta correcta. Estas preguntas son las más accesibles, porque los gráficos llevan incluida la respuesta correcta”.

Si es que te das cuenta que todavía te falta información para responder la pregunta con seguridad, “es mejor dejarla en blanco”, dice Morgado, ya que avanzar con otros ejercicios y ordenar los conocimientos “en lgún momento hará un “link” con aquella información que buscaba para responder esa pregunta”.

Tips para los últimos días

La directora del departamento de orientación de Preuniversitario Pedro de Valdivia, Beatriz Rivera, entregó a T13.cl una lista con los mejores consejos y tips para que los estudientes se preparen esta última semana previa a la PSU.

1) La alimentación durante la última semana debe ser equilibrada, saludable. Evita hacer desarreglos (comer excesivamente, o alimentarse de comidas poco usuales para tu dieta), ya que la tensión previa a la fecha puede generar malestares estomacales.

2) Mantén las cuatro comidas de manera ordenada (desayuno, almuerzo, once/colación y cena), evitando comer muy tarde, siendo además esta última comida la más liviana de todas, sobre todo el día previo a la PSU.

3) Es necesario ir el día previo a visitar y conocer el local y sala de rendición de la prueba (27 de noviembre de 2016). Esta visita ayuda a calmar un poco los nervios y la ansiedad, ya que  permite tener certezas de cómo llegar al lugar de rendición, evitando dificultades en el traslado y/o búsqueda de la sala de rendición.


Agencia Uno

4) Asimismo, dejar la ropa preparada  y los materiales a emplear. Se debe llevar lápiz grafito (idealmente dos), goma de borrar y sacapuntas, junto con el carnet de identidad, y tarjeta de Identificación. No se aceptan mochilas ni artículos electrónicos.

5) Regular el sueño, de tal manera que las noches se  empleen para dormir y durante el día para realizar actividades. Esto garantizará que no tendrás mayores dificultades de levantarte temprano el día de las pruebas. Es recomendable dormir entre 7 y 8 horas.

6) Durante la última semana, levantarse a la misma hora que corresponderá levantarte el día de la PSU.

7) Bajo ninguna circunstancia tomar medicamentos para dormir que no estén prescritos por algún médico tratante. Lo mejor para inducir el sueño los días previos es probar con  técnicas de relajación.

8) No consumir  alcohol ni otras sustancias psicoactivas durante los días previos a la fecha de rendición de la PSU.

“Lo recomendable es mantener una rutina y enfrentar este hito de la forma más normal posible. No  cambiar  hábitos en forma improvisada. Si el alumno no acostumbra  hacer deporte,  no salir a correr la noche antes para bajar la tensión. Si nunca toma café por la mañana, que no lo haga el día de la prueba”, recalca Beatriz Rivera.

*Esta nota fue publicada originalmente en noviembre de 2015.