Google no contrata a los egresados con las mejores calificaciones ¿Por qué?

Muchos creerían que la compañía tendría a los mateos de las más prestigiosas universidades, pero no es así.

Vía Rock&Pop

google-pittsburgh-1

En una entrevista al New York Times concedida por Laszlo Bock, Vicepresidente de Recursos Humanos de Google, dejó en evidencia factores que son tomados en cuenta por la exitosa empresa estadounidense al momento de contratar personal y, contrario a las prácticas convencionales de la mayoría de empresas, Google elige a sus futuros empleados de acuerdo a novedosos criterios.

Atrás quedaron las entrevistas con acertijos complejos, la selección basada en los mejores promedios universitarios y la búsqueda de trabajadores egresados de instituciones educativas de renombre. Para Bock, y para Google, lo que determina el éxito de la empresa es salir de los estándares y ésta filosofía se aplica también al momento de elegir a quienes se integrarán a la compañía.

 

shutterstock_190643744

 

Pero, ¿qué rasgos son considerados sobresalientes e importantes para ocupar un puesto de trabajo en Google? Según Bock son tres aspectos que inciden por sobre todo.

 

Los graduados de universidades de élite pueden carecer de “humildad intelectual”

Una habilidad esencial que busca la compañía es la de saber dar un paso atrás, aceptar y adoptar las ideas de alguien más cuando estás sean mejores. “Eso es humildad intelectual. Sin ella es imposible aprender”, comenta Bock y luego añade: “quienes son brillantes y exitosos raramente experimentan una derrota, y en ese caso no saben como aprender de los tropiezos”.

Quienes logran salir adelante sin haber asistido a la universidad son usualmente excepcionales 

“Cuando ver a personas que no fueron a la universidad y se hicieron un camino en el mundo, esas personas son en verdad excepcionales. Y nosotros debemos hacer todo lo posible para encontrar a esas personas”.

Según Bock, el talento no está necesariamente ligado a una formación educativa superior y en muchos casos asistir a una universidad provoca un efecto de “adolescencia extendida” en los alumnos, lo cual impide que se aprenda lo que en realidad importa.

La habilidad de aprender es más importante que el Cociente Intelectual 

La realización de un trabajo, o de una serie de tareas, no la garantiza un Cociente Intelectual -CI-, destacado. Es mucho más valiosa una “habilidad para aprender en el proceso”. Según Bock la característica que buscan primero es la “habilidad cognitiva. La capacidad de aprender y procesar información dispar”.  Esto generaría en mayores instancias un tipo de liderazgo atípico, que saldría a relucir en los momentos de mayor necesidad.

Pese a esto, Laszlo Bock hace énfasis en la importancia del estudio: “buenas calificaciones seguramente no hacen daño”. Y es que Google pone su atención en aspectos que abarcan un espectro mucho más amplio de las capacidades humanas.