Cuidado con la forma de describirte en el currículum

Sin-título-124

La red profesional Linkedin, que cuenta con más de 260 millones de usuarios en todo el mundo y 5 en España, acaba de publicar su estudio anual de tendencias de empleo en el que se informa de que las palabras más empleadas por los profesionales para describirse son “responsable”, “estratégico”, “creativo”, “con experiencia”, “efectivo”, “experto”, “innovador” o “analítico”, entre otras. Sin embargo, el estudio afirma que estos calificativos dentro del currículum (CV)  empiezan a perder valor para los responsables de recursos humanos.

Este es el cuarto estudio que la red social de networking desarrolla con el objetivo de conocercómo nos definimos a la hora de buscar empleo. Linkedin explica que las palabras a las que recurrimos para para definirnos como los empleados ideales no son las mismas que hace algunos años. Para que os hagáis una idea más concreta de que lo que estamos hablando, en el año 2010 lo más repetido en los CV online era “amplia experiencia”, en cambio durante el 2011 y el 2012 a lo que más usábamos era el término “creativo”.

La clave para llamar la atención de los responsables de selección es destacar sobre el resto de profesionales. Es fundamental que marques la diferencia a través de la descripción de tus éxitos profesionales. Dedica tiempo a poner ejemplos que ilustren tu capacidad estratégica y eficacia en el trabajo.

Hace unas semanas dedicamos un artículo a explicaros la importancia de crear un personal branding. La red profesional, dispuesta a echar una mano a sus usuarios, proporciona una lista de consejos que ayudarán a los trabajadores a definirse y a crear su imagen personal.

Linkedin aconseja además hacer acopio de empatía para redactar el CV. Piensa en lo que le gustaría encontrar a un responsable de recursos humanos pero no caigas en la mentira. No nos cansamos de repetirlo, hay que destacar de manera original los puntos fuertes profesionales sin caer en la exageración porque si lo haces, lo más probable es que pases la primera ronda y pero que te pillen en la entrevista personal.

Lo más práctico y eficaz es vincular tus habilidades con los resultados obtenidos en el ámbito profesional. Siempre que sea posible, acompaña términos como “innovador”, “estratégico” o “creativo” con ejemplos de tu trabajo (presentaciones, vídeos, imágenes…); de esta manera, los demás podrán juzgar tu actividad de forma objetiva.

Un punto a favor son las recomendaciones. Deja la vergüenza a un lado y pide a tus jefes y compañeros que te  acrediten. Del mismo modo puedes enfatizar aquellos aspectos de tu perfil que más te interesen. Y vuelta a lo mismo, si puedes vincular esas recomendaciones con muestras de tu trabajo, el resultado será redondo.

Linkedin destaca también la importancia de utilizar expresiones en activo; es decir, que si eres el responsable de un departamento o área de negocio, en lugar de describirte como “responsable de Contenidos”, puedes optar por “bajo mi supervisión, la empresa consiguió alcanzar los objetivos de crecimiento para la marca” e incluir gráficos que ilustren los resultados.

Por último, se recomienda que adaptes tu vocabulario al sector de la empresa en la que quieres ingresar. Para saber qué palabras utilizar, sigue a las compañías que te interesen y busca la información necesaria para hacerte una idea del tono que debes emplear en tu currículum.

Vía universia