5 preguntas que responder antes de iniciar un negocio propio

5-Preguntas-que-responder-antes

Muchas personas han llegado a plantearse la alternativa de emprender, pero ésta no es una decisión fácil. No sólo es difícil saber si la idea que tenemos en mente es realmente buena o rentable; sino que aún es más difícil saber si estamos preparados para enfrentar el desafío que el negocio propio significa. Hoy, te invitamos a hacerte estas 5 preguntas indispensables para saber si estás listo para emprender:

  1. ¿Tienes la experiencia/conocimiento necesarios? No todo el mundo ha realizado una formación acorde a las necesidades de un proyecto propio. Dirección de empresas, marketing o gestión de personal son algunas de las habilidades que probablemente necesitarás desarrollar. Plantéate una capacitación que te dé al menos las herramientas básicas o asegúrate de tener la experiencia o conocimientos necesarios–en base a tus trabajos anteriores- para resolver este tipo de cuestiones.
  2. ¿Qué es lo tienes para ofrecer? Ante todo tienes que asegurarte de ofrecer algo nuevo o distinto de lo que ya hay en el mercado de tu ámbito de acción. Si no es un producto o servicio nuevo, al menos deberá tener alguna ventaja (más económico, mejor calidad, etc.) que el de la competencia. No empieces un negocio ofreciendo lo mismo que ofrecen los demás, pronto dejará de ser rentable y será muy difícil sostenerlo en el tiempo. 
  3.  ¿Cuál es tu público objetivo? Aunque creas tener algo que interesará a todo el mundo, en realidad sólo ofrecerás algo para un público muy concreto. Y debes conocerle bien para saber cómo atraerlo. Debes lograr una descripción detallada de tu público ideal: franja de edad, género, lugar de residencia, composición familiar, promedio de ingreso… y tantos otros parámetros como seas capaz de definir. Una buena caracterización del consumidor ideal te permitirá escoger la mejor manera de hacerle saber sobre tu producto/servicio.
  4. ¿Eres capaz de dirigir? Si decides montar un negocio, debes saber que gran parte de tu trabajo será gestionar, dirigir y decidir sobre el trabajo de otros y sobre el tuyo. Si no te consideras muy bueno para ello, tal vez prefieras montar un negocio pequeño, como un tienda online, que puedas gestionar desde casa y donde las labores directivas sean mínimas. Aún así, no dejes de tener en cuenta esta función que es fundamental para el rumbo de cualquier compañía por pequeña que sea.
  5. ¿Tienes suficientes ahorros? La inversión necesaria dependerá, por supuesto, del tamaño de la empresa, pero ten en cuenta que hasta los negocios más exitosos suelen tener que esperar meses para ver sus primeras ganancias. Asesórate para estar seguro de que cuentas con suficientes ahorros -o vías de financiación- para tolerar todo el proceso.

La decisión de emprender no puede ser motivada simplemente por el hecho de no conseguir empleo o estar cansado de tu jefe actual. Montar un negocio es un desafío que requiere mucho compromiso, responsabilidad, paciencia y planificación.Plantéate estas preguntas y asegúrate de contar con todo lo necesario para comenzar tu proyecto.

Vía Adecco