Aire en Santiago: Parque O’Higgins marcó su mayor concentración de material particulado en cuatro años

Vía 24horas.cl

La estación ubicada en el Parque O’Higgins reveló a mediados de junio un alza importante en sus índices de material particulado grueso, el que no tenía niveles tan altos desde 2015. El material particulado fino, por otro lado, tuvo su conteo más alto desde 2017.

Durante junio la contaminación del aire en la cuenca de Santiago tuvo un aumento importante, al punto de que la estación de medición de Parque O’Higgins llegó a las concentraciones de material particulado más altas que ha tenido en varios años.

Los índices se registraron mientras la región vivía una seguidilla de Preemergencias Ambientales por parte de la Intendencia Metropolitana -el domingo 23 de junio se decretó dicha por quinta vez consecutiva– y a la espera de la lluvia que se registró este lunes en el centro del país.

Estas alzas puntuales pueden provocar problemas a la salud, incluso si los promedios mensuales son normales. “Los contaminantes normalmente tienen efectos agudos y efectos crónicos“, plantea la directora docente de Ingeniería en Medio Ambiente y Sustentabilidad de la Universidad Mayor, Claudia Santibañez.

Dentro de los elementos contaminantes el material particulado es uno de los que pueden tener mayores efectos dañinos a la salud, en especial aquel fino (MP 2,5). “Tiene la capacidad de atravesar directamente al sistema respiratorio y alcanzar incluso los alveolos, a diferencia del más grueso que puede quedar retenido en las mucosas”, describe la Claudia Santibáñez.

El alza de material particulado ocurrió el 22 de junio de este año, día sábado que siguió a una semana de bajas temperaturas y al encuentro futbolístico entre Chile y Uruguay del viernes 21.

¿Cuánto influye el “efecto asado” en la contaminación ambiental? La ingeniera Claudia Santibáñez plantea que depende mucho de los factores de ventilación de la ciudad. “En invierno tenemos episodios que se conocen como inversión térmica (…) en que el aire frío se acumula abajo e impide que circule adecuadamente“, describe respecto a la situación general.

Cualquier evento como el tema de los asados, en que aumenta un poco la emisión de material particulado, se suma a que pueda haber una mala ventilación y se generen estos episodios”, agrega, aclarando que en primavera o verano estas actividades no tendrían tanta influencia en la contaminación.

Niveles de contaminación estables

Como se puede observar en el gráfico, a pesar de este aumento puntual de los niveles de material particulado, los patrones de la estación Parque O’Higgins se mantienen estables a través de los años.

Respecto a la mantención de estos índices a pesar de los planes de descontaminación atmosférica que se han implementado en la ciudad, la ingeniera Claudia Santibáñez explica: “Uno podría pensar que no hay mejoras sustanciales, pero el parque automotriz ha aumentado considerablemente y a pesar de ello los niveles de contaminación no han seguido creciendo“.

Datos

Esta nota fue elaborada a partir de los datos del Sistema de Información Nacional de la Calidad del Aire (Sinca) dispuesto por el Ministerio de Medio Ambiente. Además, para la definición de los contaminantes atmosféricos se usó la información disponible en la web del Sinca.

Previous Post

Ley de Etiquetado chilena es premiada por la ONU y destaca su aporte “a la seguridad alimentaria mundial”

Next Post

Cada habitante de la Tierra recibiría un billón de dólares: así es el asteroide repleto de oro que convertiría en millonario a todo el mundo

Related Posts