La desoladora historia de la profesora de 74 años que pide limosna

Vía Pousta

profesora-720x480

Lleva casi un década así.

“Recuerdo que la Navidad del 2004 yo no tenía dinero ni siquiera para comprar un pan, ese día lloré y me desesperé. Salí a la calle y comencé a caminar mientras continuaba llorando, llegué hasta el supermercado de Avenida Henríquez y una familia que pasaba por ahí me preguntó por qué lloraba; yo les conté que no tenía dinero y el caballero me dijo que lo esperara un minuto”.

El relato pertenece a Alicia Morales, una anciana de 74 años que durante 35 fue profesora en Tierra Amarilla y Copiapó. Lo contó al Diario de Atacama.

La historia sigue: Cuando el hombre regresó lo hizo con algo en sus manos. Le dijo que cerrara los ojos. Que le acercara sus manos. Le pasó una caja. “Cuando abrí los ojos, vi que dentro había algunas monedas y un par de billetes. Luego volví a cerrar los ojos y seguí llorando, fue en ese instante que me di cuenta que comenzaba esta etapa de mi vida”.

Esa etapa comenzó hace 9 años. Y sigue igual. TVN fue a entrevistarla: “Luz, agua y el problema de comprar medicinas. No me alcanza para nada, me da mucha pena. Tantos años de estudio, tantos años de trabajo” le dijo al micrófono. Dice que en todos estos años no ha logrado la ayuda del municipio. El 2015 Leonardo Farkas le donó 5 millones pero se le hicieron nada.

“Sin calidad de vida del profesor no puede haber una buena calidad de educación, por lo tanto es un tema que a nosotros como profesores, como gremio, nos corresponde instalarlo en la nueva reforma educacional”, dijo Carlos Rodríguez, presidente del Colegio de Profesores de Copiapó.