Cómo enfrentar un test psicológico

test

[box type=»shadow» ]Los especialistas en selección de personal utilizan diversas herramientas a la hora de escoger a un candidato idóneo para un empleo, pero una de las técnicas más ocupadas es la aplicación de test psicológicos. [/box]

Éstos son necesarios ya que permiten complementar el proceso de selección. Sirven para descartar patologías, como por ejemplo trastornos de personalidad, y permiten además establecer un perfil ejecutivo de la persona, su capacidad intelectual, iniciativa, su orientación a los detalles y su visión estratégica.

Aunque no existen respuestas correctas o incorrectas en este tipo de evaluaciones, si hay algunos consejos que el postulante puede seguir para enfrentar de mejor manera este proceso:

1.- Hay que llegar al test lo más relajado posible, ya que el factor tensión puede influir en el rendimiento de la prueba. Para esto es aconsejable que la persona realice el día antes de la entrevista alguna actividad que lo distraiga y tranquilice.

2.- Es recomendable ir con la seguridad de que uno tiene ciertas competencias y cualidades profesionales que van a ser registradas por la prueba que rendiremos.

3.- Es aconsejable contestar la prueba con absoluta honestidad, de no ser así las contradicciones en las respuestas no tardarán en llegar.

4.- No hay que tratar de impresionar, lo mejor es responder con la mayor naturalidad posible.

5.- Es vital tener las instrucciones absolutamente claras antes de comenzar a responder cualquier test. Es recomendable volver a preguntar si tenemos alguna duda.

6.- No es aconsejable dejarse llevar por lo que la gente dice acerca de un determinado test. No es recomendable llegar con una idea preconcebida de lo que debes responder. En definitiva no hay que averiguar «respuestas tipo». El psicólogo se da cuenta inmediatamente cuando la persona llega con información acerca del test.

7.- Es importante hacerse el ánimo de contestar el examen completo, ya que de lo contrario puede verse perjudicado el resultado. Te recomendamos llegar descansado, ya que muchas veces se trata de exámenes bastante extensos (algunos superan las cuatro horas de duración).

8.- Hay que evitar llegar a responder el test con una actitud a la defensiva, hay que pensar que sólo se trata de una herramienta que funciona como complemento de un proceso de selección de personal.

9.- Si a una persona no le va bien en un test no debe frustrarse ni pensar que tiene problemas psicológicos, debe pensar que simplemente quedó fuera del proceso porque no cumplía con el perfil para ese cargo específico.