Las formas emergentes de pago que reemplazarán a los billetes

Vía lacuarta.com

Con el dinero tradicional en vías de extinción, cada vez adquieren más importancia las nuevas maneras de vender y comprar.

Tanto y tan rápido han cambiado las formas de pago en comercios en el mundo en los últimos años, que los especialistas prevén un final cada día más cercano del dinero físico tal cual lo conocemos.

Es tan así la cosa, que Diego Ramírez, docente de la Escuela de Administración y Negocios de DUOC UC, no duda en asegurar que “el papel moneda pierde terreno y está al borde de desaparecer, por lo que el dinero digital cobra cada vez más protagonismo”.

Pero junto a la amenaza de extinción al “money” tradicional emergen diversas formas de pago que buscan facilitar las transacciones y darles seguridad al cliente y al comerciante.

Consultado respecto de los nuevos sistemas que se están usando en el país, Ramírez detalla cuatro.

El primero es “Pago click”, que consiste en “un botón incorporado en una aplicación que tiene asociada una tarjeta de débito o crédito, en donde posterior a una serie de métodos de seguridad se permiten que tan solo con un click se ejecute el descuento automático de la tarjeta por el pago”. Y detalla que “un ejemplo de esto es Google Wallet, que almacena un conjunto de información de tarjetas y permite pagar directamente con el celular en los comercios que tengan el sistema”.

A continuación menciona el “pago a través de QR con cámaras”.

Éxito en Europa

Por otra parte, el docente de DUOC UC detalla que “una novedad en el mercado es SweetPay, un método nacido en Suecia y que se difundió rápidamente por toda Europa. El método consiste en comprar online utilizando solamente el RUT. La o el comprador recibe y verifica su compra y si todo está bien con su producto tiene 14 días para pagar”.

“Este método lo conocí por la pyme ‘De par en par’, que desde sus inicios incorporó este método de pago y se ha vuelto todo un éxito”.
Finalmente, Diego Ramírez acota que “Square es un pequeño lector que se conecta a una toma de audio de un smartphone (iOS o Android) que permite cobrar a tarjetas de crédito”.

– ¿Qué nuevas formas de pago podrían surgir en los próximos años con el avance de la tecnología?

– En Chile se ha ido aprovechando la tecnología que incorpora la cédula de identidad para asociar métodos de pago y seguridad, como lo son los códigos QR y otros códigos. Esta forma puede incidir en que cada vez tengamos menos plástico y todas las formas de pago se reúnan en nuestro smartphone gracias a aplicaciones con seguridad asociada a nuestra cédula.

“La metodología con huella digital o iris es menos probable que tenga éxito en un mundo en donde el e-commerce sostiene su alza y la inmediatez es un valor importante, por lo que estos dos métodos, que implican ser presenciales, no tienen mucha expectativa. En ese sentido, creo que las formas de pago irán de la mano con las tecnologías asociadas a los smartphones y sus cámaras, gracias a la tecnología I.A que permite el reconocimiento vocal o facial” sostiene.

Por último, el profesor de DUOC UC acota que “las aplicaciones y nuevas formas de pago no solo contemplan el pago y su respectiva seguridad, sino que también es importante considerar la administración de nuestros ingresos, de modo de poder ordenarse, cumplir con plazos o cuotas, incluso ahorrar. Por eso es importante que toda nueva forma de pago no considere solamente cumplir esa función, sino que abarcar otras consideraciones que rodean a los pagos”.

¿Por qué el comercio debe sumarse a nuevos sistemas?

Para el profesor Diego Ramírez, “siempre es importante ir derribando barreras para y por las y los consumidores”.

Y al ahondar en el tema detalla que “la forma de pago en muchos análisis y mediciones es un punto clave del proceso de compra y, en la medida que se simplifique o acomode a cada consumidor o consumidora, se concreta una mejor experiencia de compra y ésta trae la consiguiente recomendación, por lo tanto éxito y mejores números”.

Según explica el docente, “las nuevas formas de pago que están surgiendo tienen como principales elementos clave la seguridad, la interacción y el control.

Al respecto detalla que “los dos primeros elementos son casi obvios, pero el último que refiere al control tiene que ver con las opciones que puede entregar una aplicación para ahorrar, cotizar y ordenar los gastos”.