Estudio identificó las 10 claves para estar feliz en el trabajo

La investigación señala que escuchar las ideas de los trabajadores es un efectivo camino para llegar al éxito. La autonomía, la influencia de sus ideas y un sentido de significado se asocia con menos estrés y menor número de enfermedades laborales, independientemente de las horas trabajadas.

Un estudio reciente realizado en EE. UU. por la escritora y periodista del Show de David Lettermann, Rosabeth Moss Kanter, indica la existencia de los llamados “Momentos de Cubo Rubiks”, definidos de esa forma por el hecho de realizar algo improbable, lograrlo y alegrarse, una dinámica en este caso aplicada al mundo laboral.

Esto se consigue siguiendo cierto método que haría al trabajo más sistemático, pero al mismo tiempo mucho más jovial, ya que de alguna manera lo que buscan estos 10 pasos a seguir es que el empleado se sienta partícipe de la empresa y que sus ideas son escuchadas y retroalimentadas.

En este caso la autonomía, la influencia de sus ideas y un sentido de significado se asocia con menos estrés y menor número de enfermedades laborales, independientemente de las horas trabajadas.

Además, para los superiores, por ejemplo, se alivia un poco la carga de estar supervisando constantemente a los empleados y todos reciben ganancias espirituales. Esto sugiere que el liderazgo que ejercerían los trabajadores es el camino más seguro a la alegría. La clave es establecer una agenda y comenzar a poner las piezas en movimiento hacia un propósito impulsado por un objetivo.

Según la lista estos serían los pasos, en cuenta regresiva, para encontrar la alegría en el trabajo:

10. Identificar propósitos personales a largo plazo. Escriba una declaración de principios y debe darse una misión personal que debe revisar con frecuencia.

9. Ser un empresario en cualquier parte. Incluso si usted no inicia su propio negocio, imaginar un proyecto que mejorará su trabajo actual, lugar de trabajo o comunidad.

8. Discutir la idea de manera informal para encontrar en otros sentimientos recíprocos y conseguir su apoyo en la búsqueda. Lo describen como un experimento que beneficiará a otros. Incorporar la retroalimentación para que los demás escuchen sus ideas en la tuya.

7. Obtener un gran nombre para la idea y darle una oportunidad.

6. Negociar por las demandas que no contribuyen a la meta. Seguir haciendo lo que se debe para mantener su trabajo, pero simplificarlo.

5. Encontrar a todos los partidarios en una tarea, por pequeña que sea. Demuestre que usted está trabajando para lograr sus objetivos también.

4. Ampliar el círculo de la información. Involucrar a las personas que generalmente no se incluyen.

3. Seguir siendo positivos. Sonreír usa menos músculos que andar con el ceño fruncido y, además, es contagioso.

2. Como los cuadros del cubo rubik que comienzan a moverse, usted debe mantener la comunicación y la coordinación.

1. Celebre cada “cubo de Rubik” completo al momento de la realización. Compartir la alegría, la multiplica.

Para la estudiosa, en este caso “tendríamos más puestos de trabajo alegres. No debemos esperar a que los empleadores hagan el cambio, es necesario que éstos salgan de los empleados”, por lo que tener “un buen par de momentos de Cubo Rubik puede mantenernos vivos en el trabajo”, agrega.

Fuente: chilecapacita.cl