¿Cómo buscar empleo cuando ya tienes uno?

trabajador-indie

La búsqueda de empleo siempre es un proceso largo y complejo, pero si además deberás dejar el puesto que ocupas por otro, la decisión será aún más difícil. Tanto si lo que anhelas es un mejor salario, mayores responsabilidades, o una empresa  más acorde a tus valores e intereses, deberás respetar siempre los siguientes aspectos para no generar conflicto con tus jefes, tanto los actuales como los futuros:

Ser discreto

Mejor que tu jefe y tus colegas no sepan que quieres dejarles, el ambiente laboral se vería afectado y que podrías perder tu puesto antes de haber encontrado otro. No dejes entrever tampoco tu disconformidad con tu puesto actual o con tu sueldo. Sobre todo, no indiques en tu perfil de Linkedinque te encuentras buscando empleo. Incluso sin actualizas tu perfil profesional en esta red, tus superiores pueden interpretarlo como que estás pensando en irte. Se discreto/a y no compliques la tarea de buscar nuevos horizontes.

Usar el computador personal para la búsqueda

No olvides que tus empleadores pueden chequear tu computador de la oficina y comprobar tus búsquedas. Asegúrate de buscar ofertas solo desde tu computador personal, donde podrás actualizar tu cv con calma, navegar en los portales de empleo y  aplicar a ofertas sin correr ningún riesgo.

Tampoco caigas en el error de dar a los reclutadores tu dirección de mail profesional, pues también tu correo puede ser revisado por motivos profesionales. Tus datos de contacto para los reclutadores deben ser siempre personales.

Buscar solo fuera de la oficina

Buscar empleo lleva mucho tiempo y, si no estás muy ocupado en tu trabajo actual, puede resultar tentador hacerlo en las horas de trabajo, pero no es recomendable hacerlo. Dedica tu tiempo libre a enviar las candidaturas y, si un reclutador te llama durante las horas de trabajo, es mejor que le indiques que prefieres hablar después de la jornada laboral.

Ser honesto

Es preferible no mencionar tus deseos de cambiar de trabajo en tu oficina pero sí ser transparente con tu futuro nuevo jefe. Debes dejar claro que estás trabajando en la actualidad porque tu nuevo empleador podría contactar a alguien de tu empresa para profundizar algo más sobre tu perfil y descubriría la realidad eventualmente.

Ser profesional

Habla siempre en positivo de tu trabajo actual frente al nuevo empleador. Ser honesto no consiste en decir todo lo que piensas sin tapujos. Guárdate tus opiniones y actúa con rectitud. Si hablas mal de tus compañeros o jefes actuales no inspirarás ninguna confianza a tu futuro empleador pues podrías hacer lo mismo en el futuro con sus empresa. Suaviza tus motivos de cambio, puedes decir por ejemplo que las posibilidades de evolución son limitadas y aspiras a subir de grado en tu profesión. Cualquier cosa menos denigrar a tu jefe.

No olvidar tus responsabilidades en el trabajo actual

Aunque te sientas con un pie fuera de la empresa, no dejes que esa sensación te aleje de tus responsabilidades.  No descuides tu trabajo; se profesional hasta el último momento.