Refugiados sirios llegarán a Macul y Villa Alemana

Durante el cuarto trimestre del año arribarán 60 personas. Se espera que en una segunda etapa se llegue a 120 ciudadanos reasentados.

Vía LaTercera

Mujeres y niños sirios desplazados en un campamento de Irak. Foto: Departamento de Extranjería.

Autor: Paula Yévenes

El próximo lunes comenzará la misión, mediante la cual representantes del Departamento de Extranjería y Migración, de la Vicaría Pastoral Social Cáritas y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), viajarán hasta la ciudad de Beirut, en el Líbano, para comenzar el proceso de entrevistas y selección de 60 ciudadanos sirios que viajarán hasta Chile. Se trata de refugiados que llegarán al país para reasentarse e integrarse social y laboralmente.

Las comunas seleccionadas para recibir a las primeras familias son Villa Alemana, en la Región de Valparaíso, y Macul, en la Región Metropolitana. La primera fue escogida por la tranquilidad del sector, la conectividad con otras comunas y el bajo costo que tiene la vida en la zona.

En el caso de Macul, también primó su buena conexión con el transporte público y la oferta laboral que presenta la zona industrial aledaña.

Sobre la fecha de llegada, Alfredo del Río, coordinador general del Programa de Reasentamiento de Refugiados Sirios, afirmó que “nosotros queremos y vamos a hacer todo lo posible por traerlos en octubre. Esa es la fecha más próxima, porque hay que tomar una decisión definitiva para elegir a 60 personas”. Sumado a lo anterior, aseguró, “hay que hacer un informe para que los reconozcan como refugiados. Esos trámites toman un tiempo, y ahí se pueden programar los viajes”.

Los criterios para escoger a las familias apuntan a que tengan, al menos, un miembro que pueda trabajar y generar ingresos, y que lleven al menos dos años viviendo en la zona del conflicto.

El coordinador del programa explicó que los refugiados “van a recibir una asignación de subsistencia y accederán a otros beneficios. Llegarán a viviendas arrendadas por la Vicaría , que serán financiadas por un año. Después se supone que ellos van a generar ingresos y cubrir esos gastos”. Además de eso, recibirán documentación oficial, como certificados de residencia definitiva y cédulas de identidad.

Sobre la decisión de que las familias provengan del Líbano, y no directamente de Siria, Delfina Lawson, jefa nacional de Acnur, señaló que “Líbano es el país que ha acogido al mayor número de personas refugiadas en relación con su población nacional (…). En ese sentido, el compromiso que ha adoptado el Estado de Chile es un gesto de solidaridad con la crisis de desplazamiento forzado, y asimismo una muestra de responsabilidad internacional con aquellos países que se han llevado la carga más pesada”.

Los municipios

“El rol del municipio es de colaborar y acompañar a las familias en el proceso de reasentamiento”, explicó el alcalde de Villa Alemana, José Sabat, y añadió que “cuando nos preguntaron del Ministerio del Interior si podíamos firmar el contrato de reasentamiento de refugiados sirios, yo quise colaborar de inmediato. La situación que viven es inhumana, y estamos felices como comuna de poder ayudar a familias que lo han pasado tan mal”, enfatizó.

La cantidad de refugiados que llegarán a cada comuna aún es incierto, ya que variará según el número de integrantes de cada familia.

Hasta el momento, explicó el alcalde de Macul, Gonzalo Montoya, “a nosotros nos han hablado de siete familias, por lo que calculamos que pueden ser unas 20 o 30 personas”. En la misma línea, el edil explicó que “ya se están haciendo todas las coordinaciones para poder incorporarlos en materia de educación, de salud y en todas las áreas, incluyendo el tema laboral”.

Cabe señalar que esta es solo la primera etapa de un proceso que pretende refugiar a un total de 120 personas, por lo que se espera la llegada de un segundo grupo, aunque según explicó Alfredo del Río, “todavía no hay una fecha estimada. Este es el primer grupo, porque no tuvimos financiamiento para partir con más”.