¿Por qué reemplazar las gafas por los lentes de contacto?

Vía lahora.cl

Históricamente, ha existido la ciega discusión entre aquellas personas que prefieren utilizar las tradicionales gafas y quienes ponen los ojos blancos por el uso de los más modernos lentes de contacto.

Si bien es cierto que cada uno de ellos tiene sus pros y contras, es innegable que ambos pueden adaptarse a las necesidades de cada consumidor evaluando factores como la comodidad, su costo, la oferta en el mercado y la variedad, entre otros.

Antiguamente, en casos generales se recomendaba utilizar gafas en situaciones y ambientes que no involucraran movimientos constantes. Hoy, por suerte, hay numerosas alternativas en lentes de contacto que le dan libertad y comodidad a la persona de hacer todo tipo de actividades, sin preocuparse por el estado de estos.

Motívese y vea la vida con otros ojos

Aunque dejar de lado los clásicos modelos no es fácil, existen varios motivos que pueden ayudar a decidirse por un cambio. Entre ellos, el costo, la comodidad y un nuevo look, entre otros.

Lenteplus.com, empresa de comercialización de lentes de contacto a través de internet, presenta algunas razones por las que se debe considerar invertir en lentes de contacto en lugar de gafas. Abra bien los ojos y anote.

Individualización: Con las gafas es posible solucionar los problemas que se tienen solamente en uno de los ojos, pero en estos casos también se requiere la utilización de dos vidrios, uno graduado para el ojo enfermo y otro normal para el sano. En cambio, con los lentes de contacto no necesariamente tiene que ser así, porque solo precisa su colocación aquel ojo que necesita el tratamiento. Por lo tanto, esto permite que se pueda guardar el otro lente para reemplazar a su debido tiempo al que se usó.

Costo: Los vidrios (graduados o no), el armazón, y las bisagras que unen las diferentes piezas, son insumos que encarecen el producto final. Esto es algo de lo que carecen los lentes de contacto, ya que solo constan de dos piezas, los propios lentes, aunque se debe tener en consideración que estos deben estar acompañados de sus productos de mantenimiento y almacenamiento, para lograr su óptima conservación.

Comodidad: A diferencias de las gafas, los lentes de contacto tienen la gran ventaja de no contar con un soporte que los sostenga. Al ir directamente en contacto con los ojos, se los puede utilizar en cualquier situación sin la preocupación de que se caigan y se dañen.

Esteticidad: Expresarse a través de la imagen es una de las características de la sociedad actual. Existen muchas posibilidades para mostrarle al mundo quién eres, tu ropa, accesorios, tatuajes, estilos de peinado o lentes de contacto cosméticos, utilizándolos para cambiar el color de los ojos. Estos pueden ser meramente estéticos o correctivos.

Adaptables: Son ideales para evitar el uso de gafas, tanto en eventos deportivos como sociales. Además, los lentes de contacto de uso diario permiten practicar varios deportes, jugar una pichanguita, andar en “cleta”, correr, nadar, entre otras actividades.