54,8% de empleados aprueba relaciones de pareja en el trabajo

a lahora.cl

En el plano de las relaciones de pareja consensuadas en la oficina o el trabajo siempre hay aristas de conflicto, que permean lo netamente laboral y acarrean problemas que terminan afectando la convivencia de los involucrados y, a veces, de quienes los rodean. Fue el caso de un director ejecutivo de McDonald’s y una empleada de la entidad que enfrentaron el despido al descubrirse su romance.

Al respecto, la empresa de recursos humanos Adecco dio a conocer una encuesta que contempló más de 2 mil trabajadores a nivel nacional, con el fin de conocer la percepción de los empleados chilenos frente a estas situaciones y si son habituales en nuestro país.

Los resultados mostraron que un 37% admitió que ha tenido una relación de pareja en su lugar de trabajo, mientras que un 63% negó haber mantenido alguna.

“El porcentaje menor de personas que asegura haber tenido una relación de pareja bajo este contexto, responde que hay todavía preocupación por generar una relación laboral que mantenga cierta ‘distancia’, porque la gente no busca directamente una relación en su trabajo, y si se produce, se da de manera espontánea”, asegura la directora de Sostenibilidad de Adecco Chile, Suyin Palma.

Opiniones

En cuanto a qué opinión tienen de las relaciones de pareja en el trabajo, el estudio evidenció que un 54,8% afirma que “está bien”, en la medida que sean cuidadosos en el ámbito laboral, mientras que un 25,9% dice que no tiene influencia ni negativa ni positiva en el ambiente de trabajo.

Sin embargo, sólo un 10,6% considera que las relaciones amorosas en el trabajo debieran prohibirse y un 8,7% cree que debieran ser siempre aceptadas.

“Cuando estos vínculos se dan de forma involuntaria y naturalmente, la mayor parte de las personas asegura que debieran ser aceptadas, pero es esperable que se haga bajo un marco de respeto y prudencia”, señala Palma.

Complicaciones

Agrega la ejecutiva que “la mayor complicación que pueden tener algunas organizaciones, recae en los problemas que se podrían generar en el clima laboral y cómo puede una situación así afectar al entorno”.

Sostiene Palma que “por lo general, los roces se dan más bien cuando existe una relación de pareja en un contexto de dependencia de jerarquía que cuando se da entre pares, ya que se puede inferir que esto podría generar un conflicto de intereses o preferencias de un trabajador por sobre otro”.

Voz oficial

En torno al tema, la Dirección del Trabajo sanjó la situación de las relaciones de pareja en el empleo, en enero de 2019, al señalar que ninguna empresa puede prohibirlas ni despedir a sus empleados por ello, ya que “podría provocar una colisión con el ejercicio de los derechos constitucionales de los trabajadores a quienes se dirige, especialmente en lo que dice relación con el derecho a la intimidad y la libertad de trabajo”.