Tutear o no tutear en una entrevista, esa es la cuestión

33

[box type=»shadow» ]Para algunos puede ser una obviedad, sin embargo somos muchos los que alguna vez hemos dudado entre hablar “de usted” o hablar “de tú” en una entrevista de trabajo, sobre todo cuando estás comenzando tu carrera profesional y no te has enfrentado a muchos procesos de selección.[/box]

Hay países, sobre todo en Latinoamérica, en los que se habla prácticamente de usted todo el tiempo. Este no es el caso de España y al no usar habitualmente este modo de hablar nos oímos raros o extraños y e incluso algunos se sienten ridículos. De ahí plantearnos está cuestión cuando intentamos conseguir un empleo, porque que superemos la entrevista depende, entre otras cosas, de nuestra forma de dirigirnos a los otros interlocutores. El seleccionador se puede molestar si no le tratas de usted o por el contrario tú puedes parecer un “estirado”. Se puede pensar que es un tema de protocolo, pero debes tomarlo más como una cuestión de educación y modales.

A veces puedes saber cómo dirigirte durante la entrevista si conoces la cultura de la empresa y el país donde te encuentras. Hay compañías en las que el trato generalizado es tutear, e incluso cuando te diriges a los máximos responsables. Normalmente, este tipo de empresas se esfuerzan por comunicar esa cercanía en su imagen corporativa. Por eso si el candidato no actúa de ese modo suele interpretarse como una falta de preparación para la entrevista.

También puede darse el caso contrario, en el que la cultura de empresa es mucho más estricta en este sentido y no solo se llama “de usted”, sino que también se utiliza el “señor” o “señora”. Incluso, en algunas compañías, dependiendo de la edad y la jerarquía se utiliza el “Don” o “Doña”. Por supuesto en una empresa de este tipo desentonarías si te diriges al entrevistador o a quién te encuentres en la empresa “de tu”.

Lo cierto es que si la compañía no expresa de forma clara su cultura empresarial y no tienes ningún contacto dentro de la empresa que te informe al respecto, saber cómo debes dirigirte es complicado. Por ello te recomendamos no arriesgar y tratar “de usted”. Da igual si el seleccionador te habla “de tú”, mientras no expresen lo contrario, es una indiscreción y falta de respeto o educación el cambiar la forma de dirigirte.

Piensa que es mucho más probable que queden complacidos por tus buenas maneras y educación que por tu osadía y atrevimiento. Además, lo más normal es que si el clima en el que se desarrolla la entrevista es relajado y cercano te hagan saber amablemente que les tutees.

Al no utilizar el “usted” de forma generalizada como en Latinoamérica, los españoles no estamos acostumbrados a utilizar esta formalidad y nos sentimos forzados cuando lo hacemos. Pero como ya os hemos dicho, como norma general es recomendable hablar “de usted” hasta que comprobemos si nos corrigen. Debes ser muy consciente de ello y no cambiar de “usted” a “tú” sin previa invitación, por muy cómodo que te hagan sentir durante la entrevista, ya que para determinados puestos, como los comerciales, se deberá tratar con multitud de clientes. Los nervios que conllevan una entrevista no justifican ese fallo, ya que el cargo implica mantener muchas entrevistas y reuniones con clientes e incluso negociaciones de gran repercusión para la empresa y el descuido de tutear puede ponerlos en peligro.

Para no cometer este error es importante practicar. Hablar “de usted” más a menudo te permitirá sonar más natural y estar más cómodo contigo mismo cuando lo hagas.

Vía Universia