Escoger la mejor foto para tu CV virtual

consejos-foto-CV

En los currículum tradicionales (los de papel o su versión digital en PDF, por ejemplo), la foto era un elemento con una relevancia relativa. Aunque de incorporación prácticamente obligada, la foto del CV debía ser una foto tipo carnet, de su mismo tamaño y con ningún fondo. Pero la llegada de internet y les redes sociales y su incorporación en los procesos de búsqueda de trabajo y selección de candidatos han cambiado el panorama.Tu fotografía es ahora tan importante como otros elementos a la hora de forjarte una marca personal online.

Conócete y ten presentes tus objetivos. Vale la pena que te tomes un tiempo en saber qué foto es la que transmite realmente tu mensaje y cómo puedes reforzarlo a través de ella. ¿Cómo te defines? ¿Qué valores o aptitudes te diferencian? ¿A dónde quieres llegar? Seguramente si ya te has marcado una estrategia de personal branding, ya habrás respondido a todas estas preguntas. No las olvides cuando vayas a decidir qué foto incorporarás. No es lo mismo ser un médico, un ingeniero o un fotógrafo. Cada profesional querrá transmitir una cosa diferente y su foto debe ser capaz de hacerlo.

Sé creativo. Hazte una imagen mental de cómo quieres que sea esa foto. Y sé creativo y atrevido. Ahora ya no hace falta un fondo blanco, soso y aburrido. Para diferenciarte, puedes incorporar otros elementos. Por ejemplo, un fotógrafo puede aparecer con su cámara o un periodista con el micro. Pero no te pases. Recuerda que el protagonista de la foto eres tú y no el atrezzo con el que te hagas la foto.

Cuida tu imagenAunque ya hayas definido qué quieres transmitir (por ejemplo, que eres una persona creativa, innovadora o divertida porque esa es la imagen con la que quieres llegar a tu sector), no olvides nunca que tu foto también debe transmitir profesionalidad y naturalidad. Por ello es muy importante tener en cuenta tu expresión facial (debe ser relajada, con una sonrisa) y también tu aspecto (no olvides escoger una ropa neutra, adecuada con el tono de formalidad que quieres tener; cuida tu peinado; si eres chica, no te pases con el maquillaje; y, si eres chico, cuida también tu afeitado).

Una foto profesional. Aunque hayas hecho todo lo anterior correctamente, una foto mal tomada puede echarlo todo a perder. Por eso, te aconsejamos que optes por un fotógrafo profesional a la hora de hacer la sesión.