Conoce los nueve gestos de manos que te harán ver como un intelectual

1887099

[box type=»shadow» ]Dos artistas analizaron los movimientos más utilizados por profesores, científicos y pensadores de una universidad londinense, generando su propio catálogo de expresiones para conversar con los demás.[/box]

[Vïa La Tercera]

Habitualmente hemos visto en conferencias, presentaciones o discursos a un profesor explicando alguna materia compleja, a un político intentando convencernos que le demos su voto o a un científico tratando de enseñarnos la teoría de la relatividad, gracias a que instintivamente, cualquier ser humano tiene la posibilidad de interpretar de mejor forma sus pensamientos con las manos, dibujando con trazos invisibles lo que el cerebro desea expresar.

Y aunque existen varios tipos de movimientos como el típico de las comillas, un golpe en la mesa para especificar algo o hacer que alguien pare de hablar con la mano extendida frente a su cara, muchos gestos podrían hacer que te veas como un intelectual frente a los demás. Claro, tal vez no serás un astrofísico de la Nasa, pero sí podría servir para que te tomen más en serio.

Esto, de acuerdo a Alice May Williams y Jasmine Johnson, quienes en un trabajo para obtener su maestría de Bellas Artes en el Goldsmiths College de Londresdecidieron observar la actitud de académicos, profesores y pensadores del centro de estudios para ver cómo se desenvuelven en la explicación de sus teorías a los alumnos, coincidiendo en que todos utilizan gestos similares para expresarse.

Así, lograron elaborar un «Glosario de gestos para la discusión crítica», con nueve gestos básicos para expresarse sabiamente en conversaciones formales, aunque por supuesto, lo más recomendable siempre será tomar un libro y tener algo que decir, más que sólo mover las manos.

Haz un pequeño círculo con la mano derecha, como diciendo «no puedo encontrar la palabra adecuada o la forma exacta de explicar mi punto, no porque no sepa, sólo por que he leído mucho». Repítelo hasta que puedas expresarte de forma correcta.

Utiliza tu mano dominante o diestra en la mano no dominante para dar una palmada. Así, estarás dando un enfoque más enérgico a tu idea, como diciendo «Ya lo he dicho antes, pero lo diré de nuevo». Úsalo cuando el punto no sea entendido por tu audiencia.

Extiende tu dedo índice de forma controlada, pero siendo enfático. Puede servir como advertencia e incluso intimidación y lo puedes utilizar para que todos dirijan la mirada hacia un punto en particular.

Todo de nuevo. Tus manos hacen un gesto de un lado a otro como barriendo un montón de pesados libros imaginarios del escritorio, rotando tus muñecas.

Una pequeña y específica gran idea para presentarla a tu audiencia. Utiliza tus dedos pellizcando ese «algo» imaginario que sorprenderá a los demás. También puedes aumentar el gesto poniendo el contenido grácilmente en la palma de tu otra mano.

Utiliza este gesto para tomar las ideas fuera de un contexto original y ubicarlas en otro lugar.

Si quieres darle un enfoque distinto a tu explicación, eleva tu mano y separa tu índice del pulgar unos seis centímetros, tomando un objeto imaginario y girando en 90 grados. Puedes repetirlo hasta tres veces para aumentar el efecto.

Similar al anterior, pero con un punto o detalle más específico. Hazlo para una distinción un poco más fina, acercándolo a los ojos para inspeccionarlo de forma más cercana.

Gesto típico italiano. Junta tus dedos moviendo la muñeca hacia adelante y atrás, convenciendo a los demás de tu punto. También puedes usarlo como gesto de sarcasmo o para hacer una aguda observación.