El nuevo proceso de selección de empleados

business people

Las empresas se han visto en la necesidad de cambiar ciertos aspectos en la forma de trabajar, funcionar y seleccionar el personal. La principal razón de esto ha sido la crisis que ha provocado que muchas personas pierdan su empleo y ahora estén enviando sus currículos de forma masiva a las empresas.

Como consecuencia, los seleccionadores tienen día sí día también un montón de CV que revisar, y esta tarea a veces es imposible de realizar, al menos con detenimiento. Por eso, se han ido incorporando nuevas formas de selección, como el ATS, del que os vamos a hablar ahora, o como las nuevas formas de entrevistas de las que os hablamos hace unos días.

Volviendo a ATS, ¿sabéis lo que es? ¿Conocéis cómo funciona? Si no es así, seguid leyendo porque hoy os explicamos cómo funciona y para qué sirve.

A grandes rasgos, lo que este sistema hace es valerse de la tecnología para hacer procesos de selección, es decir, un programa de software que filtra las solicitudes de empleo.

Más en profundidad, el ATS, Applicant Tracking System, también llamado Sistemas de Gestión de Candidatos es una aplicación de software diseñada para analizar todos los currículos vitae que entran en Recursos Humanos y descartar, en la primera ronda, aquellos no cualificados para la siguiente ronda.

¿Cómo funciona esto? Sencillo, la aplicación o sistema hace un rastreo que se basa en campos como, por ejemplo, la educación y la experiencia profesional. Una vez elegido dónde hacer el rastreo, la aplicación hará una búsqueda de las palabras clave requeridas, y en los currículos vitae que no aparezcan esas palabras serán eliminados del proceso.

Estad atentos porque próximamente escribiremos un post sobre cuáles son esas palabras clave que deben aparecer en el currículo. Pero el primer consejo que os damos es que incluyasaquellas palabras clave que sean relevantes para tu perfil profesional y el puesto laboral al que optas.

Con esta nueva forma de selección, lo que las empresas consiguen es reducir el número de currículos que deben revisar, y en segundo lugar crear bases de datos. A veces también crean respuestas automáticas para los candidatos.

Con la cantidad de CV que llegan a las empresas, y que además va en aumento, probablemente los ATS cojan mucha fuerza a lo largo de los meses o los años, así que no dejéis de estar atentos a este nuevo proceso de selección.

Vía universia