Jornada parcial para que madres se incorporen al mercado laboral

foto_0000000120140513222906

Las opciones que entrega la jornada laboral parcial, así como el desarrollo de empresas con servicios y producción continua, están favoreciendo la incorporación de mujeres que son madres al mercado laboral. Así lo destacó Cristian Carvajal, director comercial de la empresa de outsourcing y recursos humanos GrupoExpro.

El ejecutivo instó a las mujeres a aprovechar las oportunidades que brinda el trabajo part-time como una forma de transición desde el hogar y cuidado de los niños hacia el mundo del trabajo.

«Se están produciendo de manera simultánea dos fenómenos positivos. Por una parte, cada vez más empresas están buscando contratar mujeres que sean dueñas de casa, porque valoran sus rasgos de buen trato a público, estabilidad, responsabilidad y puntualidad. Incluso no requieren experiencia, pues las mismas empresas capacitan. El otro fenómeno, propio de la economía y sociedad actual, es que existen muchas empresas de servicios y producción continua que no pueden cubrir sus procesos tan sólo con 45 horas laborales semanales, por lo que deben recurrir a contrataciones en jornada laboral parcial para extender sus horarios de producción o atención a público», explica Carvajal.

Áreas como call center, tiendas de retail, cadenas de comida rápida y servicios de aeropuertos, se cuentan entre los principales sectores de servicios continuos que están contratando madres en jornada laboral parcial.

El ejecutivo advirtió que muchas madres no ingresan al mercado laboral porque no tienen una red de apoyo que quede al cuidado de sus niños pequeños cuando ellas trabajan, o porque les genera sentimientos de culpa si se alejan de sus hijos. Entonces, «la jornada laboral parcial es una oportunidad para que estas madres ingresen al mercado laboral. En los últimos años estamos viendo que cada vez más mujeres compatibilizan crianza de hijos y cuidado del hogar con sus trabajos fuera de casa, tomando jornadas por 20 ó 30 horas a la semana», afirma.

Cabe destacar que el Código del Trabajo establece que la jornada parcial no debe superar los dos tercios de la jornada ordinaria, es decir, puede tener máximo 30 horas semanales.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), del primer trimestre móvil enero-marzo 2014, de las más de 3 millones 214 mil mujeres ocupadas, 1 millón 361 mil trabaja en jornadas laborales inferiores a las 45 horas a la semana.

Según el ejecutivo de GrupoExpro, generalmente estas madres prefieren horarios diurnos, desde las 08:00 hasta las 14:00 horas, lo que les da tiempo para ir a buscar a sus hijos al colegio y compartir con ellos en la tarde.

Otras madres incursionan en turnos nocturnos, en áreas de producción y logística que no se detienen. Por ejemplo, empresas que requieren despachos a primera hora del día. En estos casos hacen jornadas completas de 45 horas semanales, ingresando a trabajar a las 22:00 horas para retirarse al día siguiente a las 07:00 AM. Esto les permite ir a dejar a los hijos al colegio, para luego dormir, y en la tarde compartir con los niños al regreso de clases.

Madres profesionales y flexibilidad horaria

Carvajal informa que las jornadas laborales parciales se están aplicando especialmente en cargos operativos. «Según sea el caso, las empresas podrían evaluar extender este sistema a puestos profesionales que hoy cumplen horario de oficina. Hay labores que se deben realizar de manera presencial, pero también existen otras que se pueden efectuar desde el hogar, como informes, reportes y estadísticas. Esto permitiría a las madres profesionales compartir más con sus hijos», comenta.

Vía Diario Pyme