5 errores que cometen los estudiantes al buscar trabajo

estudiantes_6

[box type=»shadow» ]Iniciarse en el mundo laboral siendo un recién graduado no es tarea sencilla. Al dar este importante paso debes cuidarte de no cometer errores que comprometan tu futura contratación. ¡Descubre cuáles son![/box]

Cada vez es más frecuente que las universidades incorporen a sus programas académicos asignaturas relacionadas directamente con el mundo del trabajo, sin importar de qué carrera se trate. Existe un buen motivo detrás de esto: el mercado es cada vez más competitivo y los recién graduados muchas veces se lanzan a buscar empleo sin tener noción de lo complicada que puede resultar una exitosa inserción laboral. Si estás dando tus primeros pasos en este universo desconocido, es fundamental que salgas del manto protector de la universidad y tomes las riendas de tu carrera. Para que puedas evitar cualquier traspié, te presentamos los 5 errores que cometen los estudiantes al buscar trabajo, publicados por el portal Careerealism.
1. No ser específico
Tu futuro empleador querrá saber específicamente de qué manera harás una contribución a su equipo. Esto no quiere decir que no puedas variar el rango de las empresas a las que apuntas, solo que debe haber algo en tu currículum o carta de presentación que indique porqué eres el candidato idóneo.

2. Pensar que los reclutadores vendrán a ti

Son miles los jóvenes que están en tu misma situación, por lo que pensar que una empresa vendrá a tocar a tu puerta para contratarte es bastante ingenuo. Asiste a ferias de empleo, busca referencias en tus profesores y acude a las redes sociales para generar nuevos vínculos profesionales.

3. No adaptar la postulación al puesto

Cuando postulas a un trabajo debes tomarte el tiempo de averiguar el nombre de la persona que te entrevistará, así como de adaptar tu currículum y carta de presentación a la empresa a la que te estás presentando.

4. Buscar sólo en los avisos

Se estima que sólo el 15% de los empleos se consiguen a través de anuncios publicados. Muchos procesos de selección no aparecen publicados en el periódico o portales de Internet, pero esto no quiere decir que la empresa para la que sueñas trabajar no está contratando.

5. No cuidar la reputación online

Con sólo digitar tu nombre en Google, tu potencial empleador accederá a tus posts de Facebook, comentarios de Twitter y fotos de Instagram, por eso debes cuidarte de que la imagen que proyectas en la web sea respetable. Configura todas las opciones de privacidad en las redes sociales y evita cualquier sobresalto.
Vía universia