¿Qué es el anarcocapitalismo?

market_anarchism_flag

¿Qué es el anarcocapitalismo?

Si estas de acuerdo con la LIBERTAD, PAZ, JUSTICIA y RIQUEZA, con el desarrollo de los pueblos, con el progreso de la ciencia y la tecnologia y la mejora continua de la calidad de vida de todos los seres humanos sin importar su raza, origen social, nacionalidad, genero, tendencia sexual, etc. Si nunca justificas bajo ninguna circunstancia el crimen sin importar de donde venga si del Privado o del Estado, si piensas que nadie debe tener el monopolio de la violencia, de las leyes y del dinero, si no quieres que nadie te quite la libertad, ni robe tu dinero con impuestos o de cualquier otra forma, si te gusta la cooperacion voluntaria, la coexistencia pacifica, talvez seas un ANARCOCAPITALISTA, un verdadero LIBERTARIO, y no te has dado cuenta.

El anarcocapitalismo es la filosofía política y la teoría que considera que

1. El Estado es un mal innecesario y debe ser abolido, y

2. Un sistema económico de propiedad privada y libre mercado es moralmente admisible.

La primera parte es simplemente la definición de “anarquismo” y la segunda parte es propietarismo ligero, generalmente más conocido como “mercado libre” o “laissez-faire”. Miremos más de cerca cada una de las dos partes de nuestra definición. La permisibilidad moral es una posición “mínima”. Casi todos los anarcocapitalistas creen también que el sistema económico laissez-faire es en general mejor que otras alternativas. Algunos propietaristas duros, tales como los objetivistas, van más allá y afirman que el laissez-faire es el único sistema económico moral.

Una definición de diccionario típicade anarquismo es: “La teoría o doctrina que defiende que toda forma de gobierno es opresiva, no es deseable y debería ser abolida“.Esta definición sigue la etimología de la palabra: “anarquismo” se deriva del griego anarxia, significando “sin arconte” (gobernador, jefe o rey.) Este es el significado básico de la expresión – contra el Estado. Esto significa en contra de él en principio, como institución, no sólo en contra de determinadas políticas o personas.

Murray Rothbard acuñó el término “anarcocapitalista” en el invierno de 1949 o 1950. “Toda mi postura era inconsistente […], sólo había dos posibilidades lógicas: el socialismo o el anarquismo. Dado que era imposible para mí ser socialista, me vi empujado por la irresistible lógica del caso, a ser un anarquista de propiedad privada, o, como más tarde lo denominaría, un anarcocapitalista”.

La frase laissez faire, laissez passer es una expresión francesa que significa «dejen hacer, dejen pasar», refiriéndose a una completa libertad en la economía: libre mercado, libre manufactura, bajos o nulos impuestos, libre mercado laboral y mínima intervención de los gobiernos.

¿ Por qué debería uno considerar el anarcocapitalismo?

 

En primer lugar, está la cuestión de la propiedad de uno mismo, como los abolicionistas la denominaron, o la autonomía moral, como la llaman los filósofos.

¿Es tu vida tu propio propósito moral? ¿Le debes obediencia a alguien, independientemente de tu consentimiento? En el lenguaje de los derechos naturales: ¿Tienes tú derechos – reivindicaciones morales a la libertad de acción? Si respondes sí a cualquiera de estas preguntas, entonces la lógica te lleva a la posición del anarquismo filosófico.

“La marca definitoria del Estado es la autoridad, el derecho a gobernar. La obligación primaria del hombre es la autonomía, la negativa a ser gobernado. Parece, pues, que no puede haber solución del conflicto entre la autonomía del individuo y la supuesta autoridad del Estado. En la medida en que un hombre cumpla con su obligación de hacerse el autor de sus decisiones, se resistirá a la pretensión del Estado de tener autoridad sobre él. Es decir, negará que tiene el deber de obedecer las leyes de este Estado, simplemente porque son las leyes. En ese sentido, parece que el anarquismo es la única doctrina política coherente con la virtud de la autonomía.” – Robert Paul Wolff, In Defense of Anarchism.

Una segunda razón más utilitaria es el triste récord de los Estados. Teniendo en cuenta todas las guerras, los genocidios, la esclavitud y la represión perpetrados por los Estados a través de la historia, ¿no podría hacerlo mejor la humanidad sin esta bárbara institución? Como el joven Edmund Burke escribió en el primer ensayo anarquista del mundo (antes de que se volviese conservador):

Estos Males no son accidentales. Quien se tome la molestia de examinar la Naturaleza de la Sociedad, se encuentra con que son el resultado directo de su Constitución. Porque la Subordinación, o en otras Palabras, la Reciprocidad de la Tiranía y la Esclavitud, es necesaria para mantener estas Sociedades, el Interés, la Ambición, la Maldad o la Venganza, más aún, incluso el Antojo y el Capricho de un Hombre dominante entre ellos, es suficiente para armar a todos los demás, sin ningún tipo de punto de Vista propio, a los peores y más negros Propósitos, y lo que es a la vez lamentable y ridículo, estos Desgraciados se acoplan debajo de los Carteles con un mayor Furia que si estuvieran animados por la Venganza de sus propios Errores. – Edmund Burke, A Vindication of Natural Society.

Eso fue escrito en 1756, mucho antes de que las armas modernas de destrucción en masa y mucho antes de que 170 millones de personas civiles fueran asesinados por sus propios gobiernos en el siglo XX. Esas son sólo las muertes de civiles perpetrados por sus propios gobiernos, que no cuentan las muertes debidas a los Estados enemigos, las muertes de los soldados, los refugiados desplazados, y así sucesivamente. Para citar a Rothbard, “Si nos fijamos en el historial negro de asesinatos en masa, la explotación y la tiranía en la sociedad perpetrados por los gobiernos a través del tiempo, no debemos ser reacios a abandonar el Estado Leviatán y… probar la libertad”.

Anarcocapitalistas o el caos

lorenz_attractor

Los anarcocapitalistas creen que una sociedad sin Estado sería mucho más pacífica, armoniosa y próspera que una sociedad bajo el estatismo. Vemos la vida bajo los Estados como caótica – la locura de la guerra y la arbitrariedad de la regulación gubernamental y el saqueo. Los anarcocapitalistas están de acuerdo con el “padre del anarquismo” Pierre-Joseph Proudhon: “La libertad no es la hija, sino la madre del orden”, y su contemporáneo Frederic Bastiat, que escribió sobre la “armonía natural” del mercado, que es “un orden natural y sabio que funciona sin nuestro conocimiento”. (“Economic Harmonies”)

Anarcocapitalismo solo una utopía más

Utopia-in-Four-Movemens

Los anarcocapitalistas tienden a ser pragmáticos, y argumentan que, sin importar lo malo o bueno que es el hombre, está mejor en libertad. Si los hombres son buenos, entonces no tienen necesidad de gobernantes. Si los hombres son malos, entonces los gobiernos de los hombres, compuestos por hombres, también serán malos – y probablemente peores, debido a la amplificación del Estado del poder coercitivo. La mayoría de los anarcocapitalistas piensan que algunos hombres son buenos y otros no lo son, y siempre habrá algún delito. No esperan ningún cambio importante en la naturaleza humana en ese sentido. Ya que el utopismo, por definición, requiere un cambio en la naturaleza humana, el anarcocapitalismo no es una utopía.