¿Se puede ser alérgico al ejercicio? La ciencia dice que sí

Vía M360

Hay veces en que hacer cualquier tipo de actividad física nos da flojera y hay quienes siempre tienen una excusa para no mover su cuerpo.  «Estoy cansada», «Parece que me lesioné un tobillo» o «Me duele el estómago», son algunas de las explicaciones típicas para no ir al gimnasio o salir a andar en bici el domingo por la mañana.

Sin embargo, hay una excusa que parece increíble, pero resulta que es cierto. Si alguna vez escuchas a alguien diciendo «Soy alérgico al deporte» será mejor que te aguantes la risa y no largues una carcajada, porque la cosa es bastante seria.

La ciencia confirmó que la alergia al ejercicio sí existe. Su origen es desconocido aún, pero entre sus síntomas se encuentran fuertes irritaciones en las extremidades, hinchazón de ojos y serios problemas para respirar.

La alergia al deporte es un extraño trastorno descubierto en 1979 y que afecta a 50 de cada 100 mil personas, según un estudio publicado por el portal Popular Science.

Para las personas que sufren esta enfermedad, no importa el ejercicio que hagan, pues los síntomas comienzan a aparecer a los 30 minutos de iniciada la actividad física. Las mujeres son más propensas a tener este trastorno porque los niveles altos de estrógenos bloquean a las células encargadas de combatir la alergia.

La forma de enfrentar la alergia al ejercicio es eliminando y/o modificando la rutina de ejercicio y visitando a un médico.

¿Qué tal?