¿Dinero o vocación? Sepa cuál es la mejor opción

Vía lahora.cl

La alta tasa de deserción universitaria de alumnos de primer año, 30% según datos del Mineduc, es un indicador de que algo en la elección de carreras está fallando. Al respecto, el sicólogo vocacional y coordinador de Orienta UNAB, Erik Cortés, explica algunos factores que se deben considerar.

“Lo primero es saber qué significa vocación: se trata de una motivación intensa que se siente por un quehacer o actividad”, afirma el especialista.

– ¿Se debe privilegiar por sobre el dinero?

– Es difícil elegir en el medio actual a la vocación por sobre la estabilidad económica, debido a la seguridad que entrega el dinero al alumno y su familia. Decir que la vocación es lo más importante puede sonar ingenuo, pero es cierto. Sentirse feliz y a gusto son indicadores de una buena calidad de vida.

– ¿Ganar dinero puede ser una vocación?

– Hay personas en que la motivación del dinero es alta, tan fuerte y real que se debe aceptar. Si tu motivación son los negocios y te sientes útil está bien. Se debe seguir la motivación personal, pero siempre siendo flexible. La idea es que los estudiantes no tengan que esperar hasta tener 50 años para cumplir sus sueños.

– ¿Qué prefieren los jóvenes ahora?

– Existe una fuerte tendencia en las nuevas generaciones de que no les importa la estabilidad material. El mundo actual está más desarrollado que el de hace unas décadas, esto da más seguridad de encontrar trabajo y moverse socialmente.

– Y ¿cómo era antes?

– Antes la gente estaba obligada a mantener sus trabajos, estas generaciones actuales juegan más con sus vidas y eso los lleva a encontrar su propio camino.

– ¿Elegir el dinero es un factor de deserción?

– Según estudios del Consejo de Rectores, la primera causa para salirse tiene que ver con el sistema vocacional, donde los alumnos no conocen la carrera a la que ingresan. El segundo factor es bajo rendimiento, debido a malos hábitos de estudio o mala base. Finalmente, el tercer factor es económico donde no se tienen los recursos necesarios para continuar.