El estudio al que todas las empresas deberían hacerle caso: jornada laboral debería ser solamente de 8 horas a la semana

Vía publimetro.cl

Estoy totalmente de acuerdo.

Generalmente cuando se realizan estudios sobre la sobrecarga laboral y los problemas que genera este hecho a las personas, se analiza cuál es la cantidad máxima de horas que debería trabajar alguien a la semana para no tener problemas de salud.

Sin embargo, nadie había efectuado la siguiente interrogante: ¿cuál es número mínimo de horas de trabajo requeridas para lograr una salud mental positiva?

Esto fue lo que pensó la socióloga de la Universidad de Salford en Inglaterra Daiga Kamerade, quien fue la autora principal del estudio publicado en la revista académica Social Science and Medicine, el cual fue titulado de la siguiente manera: «Una semana laboral más corta para todos: ¿Cuánto trabajo remunerado se necesita para la salud mental y el bienestar?».

«Es como tomar vitamina C: todos necesitamos una cierta dosis, pero tomarla más de lo necesario no trae ningún beneficio adicional para la salud, y tomarla en cantidades demasiados grandes en realidad puede tener efectos perjudiciales», detalló la experta tras determinar que una persona debería trabajar solamente ocho horas a la semana.

¿En qué se basó el estudio?

Para llegar a dicho resultado tomó los datos obtenidos por el Estudio longitudinal de Hogares del Reino Unido. Esto contiene observaciones a más de 80 mil personas sobre cómo los cambios en la cantidad de horas trabajadas afectan la salud mental de éstas a lo largo del tiempo.

Ante esto, se les consulta cómo se mejoraba el bienestar de una persona, demostrándose que esta mejoraba cuando se trabajaba remuneradamente entre una a ocho horas semanales, un lapso de tiempo mucho menor del que estimaba la socióloga, que consideraba que serían dos o tres días de jornada laboral, algo así como 16 a 24 horas.

¿Se puede tener una semana laboral de apenas ocho horas?

Esa es la duda que deja el resultado del estudio, por lo cual la Revista Vice le consultó al respecto al investigador de la Universidad de Oxford Alex Wood.

Esto debido a que las personas estarían dispuestos a una semana laboral de ocho horas a la semana, o bien solamente con un día de trabajo, siempre cuando obtengan el mismo sueldo que ganan en la actualidad con cinco días laborales.

En ese punto, el experto indicó que para lograr estos se deberían hacer una serie de modificaciones, como por ejemplo cambios en la política, la existencia de un ingreso universal o una redistribución de la riqueza, para así no «aumentar las dificultades materiales de quienes se encuentran en el fondo del mercado laboral «.

El ejemplo sueco

En el marco del debate en torno a la cantidad de horas que trabajan las personas, en Suecia decidieron experimentar con una semana laboral de cinco días, con jornadas de seis horas.

Según informó la BBC, un grupo de enfermeras que participó del estudio demostró que la salud mental de ellas mejoró durante los primeros 18 meses, ya que disminuyó la cantidad de bajas por días de incapacidad por enfermedad, además de percibir que su salud mejoró y que su productividad laboral aumentó.

En ese punto, Wood precisó finalmente que para que una semana laboral más corta tenga realmente sentido, es que efectivamente la carga de trabajo disminuya y no que la cantidad de producción que se hace en la actualidad se reparta en por ejemplo, las ocho horas que determina el estudio.