Mujer de 72 años arriesga cárcel por construir rampa de acceso a su casa

Vía mega.cl

¿Qué pasó?

Carmen Raffernau tiene 72 años y padece una enfermedad que le impide desplazarse sin apoyo. Por este motivo, decidió construir una rampa que le facilita entrar y salir de su casa en Viña del Mar, sin embargo, por no contar con un permiso, la mujer podría cumplir con una orden de reclusión nocturna por 15 días.

La denuncia

Una vecina la denunció a la Dirección de Obras Municipal, por lo cual, el Juzgado de Policía Local de Viña del Mar, la notificó para que demoliera la rampa ubicada en la entrada de su casa.

El error de Carmen, que padece la enfermedad de Pott o tuberculosis vertebral, artrosis, diabetes, además de otras patologías oftalmológicas, fue no solicitar el permiso, por lo cual Carabineros llegó hasta su casa el pasado viernes.

Persona de movilidad reducida

«Estoy tranquila, pero con rabia contenida», señaló Carmen. Su hija, Pabla, además recordó que el día viernes, escuchó «golpear y eran carabineros que venían a buscar a mi mamá. Los tuve que hacer pasar porque ella no puede salir de la casa fácilmente y los carabineros al verla en silla de ruedas no podían convencerse que la orden era para una persona con movilidad reducida».

¿Por qué se produjo la detención?

Cabe señalar, que la orden de detención se originó por una multa impaga al no demoler la rampa, la cual fue elaborada por un hijo de Carmen, consignó La Estrella de Valparaíso.

«Todo se hizo para mejorar mi calidad de vida y poder desenvolverme de forma independiente, para poder ir a comprar y salir al hospital, pero esto ha traído puros problemas”, indicó Carmen.

Demanda a la municipalidad

Por otro lado, la afectada explicó que «la alcaldesa dice que emitió un decreto donde se paraliza la demolición, pero era labor de ‘Grupos Prioritarios’ entregar la documentación en el Juzgado de Policía Local para evitar mi detención, lo que finalmente no ocurrió». Por lo anterior, anunció que demandará a la municipalidad.

«Yo no voy a pagar la multa, pues no solucionará nada. Solo desarmar la rampa evitaría el problema judicial, pero no lo haré porque eso implicaría quedarme encerrada en la casa», declaró.