Cómo lidiar con la ansiedad

Vía latercera.com

La sicóloga Pamela Núñez ha investigado durante años el circuito de este cuadro que según la OMS afecta a más de un millón de chilenos. Hace unos días publicó el libro Tu cabeza te engaña, que ya está entre los más vendidos, y donde explica cómo detectar cuando nuestros pensamientos se vuelven irracionales al punto de estresarnos. En una época como la actual marcada por la incertidumbre constante, la experta del Instituto Clínico de Neurociencias asegura que hay que entrenar el cerebro.

Dice la sicóloga Pamela Núñez que con muchos de los pacientes que llegan a su consulta tiene que ser bien práctica, porque “les carga la sicóloga enrollada y que se da muchas vueltas. Y si son ansiosos, peor, porque se asustan con la palabra terapia”. Pensando en ese tipo de personas, ella -que se define a sí misma como una profesora de salud mental más que como sicóloga- ideó una herramienta concreta y práctica, ni tan laxa como la autoayuda ni tan técnica. Así se le ocurrió escribir el libro Tu cabeza te engaña, un manual de cabecera para saber cómo funciona el cerebro (o cómo nos engaña) y aprender algunas estrategias para mantener a raya la ansiedad y los miedos, y que desde su lanzamiento a principios de enero ya está entre los más vendidos.

Núñez estudió Sicología en la UC de Valparaíso y actualmente es jefa de la Unidad de Trastornos de la Ansiedad del Instituto Clínico de Neurociencias. Lleva más de 20 años de sicología clínica y se especializó en la llamada terapia cognitiva conductual. De entrada, dice:

-La conducta está sobrevalorada y no resuelve nada.

Esta sicóloga explica que muchas personas gastan demasiada energía en intentar cambiar ciertos comportamientos porque no saben que antes de eso hay que trabajar la cabeza: ordenar el enfoque y el pensamiento, que es lo cognitivo. Luego se da paso al factor conductual.

-La conducta es la guinda de la torta, pero no es la torta. Mira la gente que se ha hecho bypass gástrico y que vuelve a engordar. ¿Por qué ocurre eso? ¡Porque no se operan la cabeza! Si yo no entiendo cómo funciona mi circuito de la ansiedad, aunque tenga un cambio de conducta, no voy a resolver mi problema. Hay gente que me dice ‘no, es que yo voy a madurar cuando sea papá’. Yo le digo que vaya a los tribunales de familia y vea qué pasa ahí con los papás.

Núñez explica que la cabeza se entrena y que una persona puede llegar a ser capaz de reconocer sus miedos y ansiedades, y aprender a lidiar y a convivir con ellos. “Aceptar que la incertidumbre es inherente a la vida y confiar en los recursos propios para enfrentar lo nuevo. De lo contrario, te vas a casar, vas a estudiar un magíster, vas a tener hijos y siempre vas a seguir con el mismo hilo conductor, que es el miedo que no trataste, que se le llama miedo central”, explica.

LA SICÓLOGA PAMELA NÚÑEZ. FOTO: DEDVI MISSENE.

Un informe publicado en 2017 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que más de un millón de chilenos convive cotidianamente con trastornos de ansiedad ligados a la sensación de amenaza en sus trabajos, interacciones sociales o relaciones personales. Sin embargo, el estallido social que comenzó el 18 de octubre se convirtió en la más reciente demostración de cómo es vivir en medio de la incertidumbre. “Fue un gran aprendizaje de que uno no controla las cosas, sino al revés. Hay que aprender a vivir con la incertidumbre de la vida, ese es el trabajo personal que uno tiene que hacer y también entender cómo opera el cerebro, porque en estos tiempos uno necesita cuidarse y tratar básicamente de dormir y descansar”.

-¿Cuál es la relación entre control y la ansiedad?
-La percepción de control es el mejor antidepresivo. El cerebro necesita la rutina, lo predecible, y mientras más tú percibas -porque no necesariamente tiene que ser real- que hay incertidumbre, va a aumentar tu ansiedad y eso puede convertirse en angustia. Yo no puedo controlar que tú me aceptes, eso tiene que ver contigo, pero yo puedo decidir que eso no me importe tanto. Eso es percepción de control y por eso se trabaja tanto la clave interna, porque el común de nosotros pone esa clave en lo externo: si hubiera nacido en otra familia, si cambia el gobierno, si me llaman de este trabajo… Eso no debiera ser lo importante, lo más relevante está en tu cabeza, porque puedes estar de vacaciones en una playa en el Caribe y si te pones a pensar en los niños que están pasando hambre, lo vas a pasar mal igual.

-¿Se puede controlar la cabeza?
-Se entrena. El libro se llama Tu cabeza te engaña, pero más que controlar el engaño, hay que conocerlo y no hacerle caso. Es demasiada exigencia tratar de que la cabeza no te diga estupideces. Cuando la entrenas, se detiene la mitad de la insensatez, porque te das cuenta que son leseras. Lo relevante es que no le hagas caso al engaño, sobre todo en el caso de la ansiedad porque el común de los ansiosos son personas muy exigentes, entonces se les hace difícil si les pones como meta que no se sientan mal. Siempre digo “que la realidad ponga el problema, no tú”. Si te tocó una estructura ansiosa, está bien, eso te tocó, pero si piensas que eres poca cosa o que no vas a encontrar pareja por eso, eso lo estás agregando tú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post

Más de 300 denuncias: Actualizan mapa chileno de los delitos de abuso sexual en entornos eclesiásticos

Next Post

De $100 a $5.150: Revisa cuánto valen los peajes en las carreteras del país

Related Posts