Lluvia de «Perseidas»: Los mejores lugares para disfrutar del fenómeno astronómico

Vía meganoticias.cl

¿Qué pasó?

Este año 2020 sigue deslumbrando con increíbles fenómenos astrónómicos y uno ellos, será la «lluvia de Perseidas», que podrán ser vistas desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto en todo el hemisferio norte.

Esta «lluvias de estrellas» se producen cuando la Tierra en su viaje alrededor del Sol atraviese una zona de polvo, compuesto de partículas de diferentes tamaños que chocan con la atmósfera de nuestro planeta a gran velocidad, produciendo ese brillo que comúnmente denominamos “estrellas fugaces”.

En el caso de las Perseidas, la velocidad con la que se produce el encuentro es de unos 61 kilómetros por segundo, donde la noche que alcanzará la mayor actividad será entre el 12 al 13 de agosto (entre las 04:00 y 17:00 horas).

¿En qué lugares se puede ver la Lluvia de «Perseidas»?

La lluvia de Perseidas, que deben su nombre a su radiante (zona del cielo de la que parecen salir los meteoros) se encuentra en la constelación de Perseo, podrá ser apreciado por habitantes del hemisferio norte de nuestro planeta.

Así los lugares que ofrecerán la mejor vista para ver el fenómeno será en el sur de Europa: 

  • Andorra
  • Portugal
  • España
  • Península Itálica
  • Italia
  • San Marino
  • Ciudad del Vaticano
  • Mar Mediterráneo
  • Chipre
  • Malta
  • Península Balcánica
  • Albania
  • Bosnia y Herzegovina
  • Bulgaria
  • Croacia
  • Grecia
  • Montenegro
  • República de Macedonia
  • Serbia
  • Eslovenia

¿Qué factores favorecen su observación?

Para disfrutar de esta lluvia de estrellas, los expertos recomiendan asistir a zonas con cielos despejados y que ofrezcan momentos de gran oscuridad antes del crepúsculo y lugares sin contaminación lumínica.

Bajo este panorama, es ideal ubicarse en espacios abiertos y alejados de la ciudad, donde las montañas y playas aparecen como el escenario perfecto.

Además, la NASA apunta que para poder ver las perseidas, es necesario que los ojos se ajusten a la oscuridad (en 30 minutos, aproximadamente), por lo que es recomendable no utilizar dispositivos con pantallas luminosas durante la observación.