10 consejos para que tu nuevo negocio tenga éxito

201462573814_3

Tomar la decisión de darle vida a una idea de negocio es una tarea que lleva su tiempo. Hay muchos factores, tanto positivos como negativos, que pueden influir en el crecimiento empresarial. Pero, sobre todo, hay que tener claro cuáles son los objetivos que persigues y cuál es tu aptitud que para conseguir alcanzarlos. Es necesario que, como profesional, tengas en cuenta una serie de consejos para conseguir el éxito que te mereces.

1. Haz lo que amas: es importante que pongas todo tu esfuerzo y sacrificio, tanto económico como personal, en un proyecto que te guste y donde te sientas cómodo profesionalmente. Será más fácil dedicarle tiempo y conseguir logros. 

2. Guarda tus espaldas: hasta que un negocio empieza a funcionar y da beneficios puede pasar mucho tiempo. Tienes que tener dinero en tu bolsillo por eso, es mejor que mantengas tu puesto de trabajo hasta que tu empresa vaya dando ganancias. 

3. Busca un aliado: cuando se está iniciando un negocio es recomendable tener el apoyo de tu familia, intercambiar ideas con compañeros y orientarte con la ayuda de profesionales. El camino será más eficiente y fuerte si cuentas con ellos. 

4. Capta clientes: un negocio no puede sobrevivir sin sus clientes. Aunque no esté oficialmente inaugurado, tienes que intentar atraer el interés de futuros usuarios. Vende o incluso regala productos y servicios para darte a conocer. 

5. Idea un plan: según la web sbinfocanada.about.com, seguir un plan de negocios puede evitar el hundimiento de tu empresa. Te ayudará a tener más control y organización interna de la empresa y conseguir el éxito. 

6. Conoce los detalles: es aconsejable tener claros todos los puntos necesarios antes de poner en marcha un negocio. Tienes que convertirte en un experto de la industria y asociarte con profesionales del sector para conocer mejor el producto. 

7. Pide ayuda profesional: está claro que no tienes por qué saber todo sobre el funcionamiento de una empresa y no estás cualificado para gestionar determinadas cuestiones. Es preferible solicitar los servicios de expertos para determinadas materias como por ejemplo, temas legales o de contratación. 

8. Consigue inversores: es el objetivo principal del empresario. Un negocio sale adelante gracias a la financiación y los préstamos. No pierdas tiempo y busca a inversores que confíen en tu proyecto. Visita el banco tantas veces como haga falta. 

9. Hazte con material profesional: tienes que mostrarte ante futuros clientes como una empresa consolidada. Hazlo por medio de tarjetas de visita, una dirección de correo electrónico o un teléfono de empresa. Así dejarás claro que éste es un negocio serio del que pueden confiar. 

10. Responsabilidad legal: quizás es la parte más aburrida y difícil de un negocio pero, así mismo, la más importante. Es necesario conocer cuáles son tus compromisos legales y fiscales como empresario para actuar en consecuencia con ellos. 

Vía Forbes