Cuatro detonantes para buscar un nuevo empleo

Mal ambiente laboral, ausencia de espacios para el desarrollo profesional, bajo salario y deterioro de la vida personal son poderosas razones para pensar en un cambio laboral.

Vía DiarioPyme

Si eres uno de los tantos chilenos que se considera afortunado por contar con un trabajo estable, pero con una senasción de desmotivación porque recibe un sueldo bajo o su vida personal está siendo afectada por los horarios, entonces puede haber llegado el momento de hacer un quiebre y explorar nuevos horizontes.

Así lo sostiene Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de IT Hunter: “Va a depender de cada persona la razón que la lleva a pensar en un cambio laboral. Para algunas será, por ejemplo, la necesidad de contar con más oportunidades para desarrollarse profesionalmente o proyectarse en algún puesto de jefatura. Para otros, en tanto, pasará por un tema económico o de más beneficios (salario emocional)”.

Lo importante, agrega el ejecutivo, es que el trabajador tenga absoluta claridad sobre las causas que lo tienen en ese estado de desgano y que ponga toda su energía y compromiso en el desafío de encontrar un nuevo trabajo para renunciar al actual.

Entre las detonantes que menciona Benjamín Toselli destacan

Pésimo ambiente laboral: Esto puede manifestarse cuando la relación con los compañeros o jefaturas está deteriorada, con muchos episodios de conflictos y enfrentamientos, escasa o nula comunicación y la existencia de numerosos rumores de pasillo.

“Todo esto repercute en el ánimo, predisposición, compromiso y productividad del colaborador”, afirma el profesional. A la vez, señala que problemas de infraestructura y hacinamiento también pueden incidir en que una persona considere la opción de dejar un trabajo.

Falta de espacios para el desarrollo profesional: “Sentir que la empresa o institución no está aprovechando el potencial que uno posee, que carece de instancias para el perfeccionamiento o para realizar carrera en el tiempo también pueden ser razones para mirar hacia el lado”, explica el especialista.
Sueldo por debajo del mercado: En un plano más económico, Toselli menciona -como otra de las causas para buscar un nuevo empleo- al factor ingresos. “Esto se da cuando, por ejemplo, un profesional percibe que su renta está por debajo de los niveles de mercado y que no existe disposición por parte de su empleador a realizar una mejora en ese aspecto. También puede tener lugar frente a la ausencia de beneficios no monetarios (salario emocional) que vengan a compensar esa brecha de sueldo, tales como la existencia de horarios flexibles, espacios para distraerse, posibilidad de teletrabajo, etc.”.
La vida personal está siendo afectada: Si el empleado nota que su trabajo está perjudicando su vida personal o familiar, ya sea porque le absorbe mucho de su tiempo (inclusive los fines de semana) o involucra viajar frecuentemente (lo que se traduce en importantes ausencias en el hogar) dicha situación puede impulsarlo a ver alternativas laborales que le brinden una mejor calidad de vida y más tiempo para él y su entorno.

“Lo importante es tener claridad que no sólo el elemento económico puede empujar a un individuo a buscar diferentes horizontes laborales. Hay otros poderosos motivos que influyen en ello y que no necesariamente se relacionan con el dinero”, acota el experto de IT Hunter.