Los derroches de Garay: gastó $ 279 millones en alcohol y vida nocturna

Vía LaTercera

En la segunda jornada del juicio oral en su contra, el ingeniero relató su nivel de gastos. Además de las fiestas, contó que pagó $ 900 millones en autos.

“¿En qué gastó el dinero?”. Esa fue la pregunta que debió responder este lunes el ingeniero comercial Rafael Garay Pita, en el segundo día del juicio oral en su contra. La Fiscalía Centro Norte lo acusó del delito de estafa reiterada a 29 víctimas, por un monto que bordea los $ 1.300 millones, en que el profesional habría usado un sistema de estafa piramidal.

La respuesta de Garay fue escuchada atentamente por los jueces y dio cuenta del nivel de gastos con que vivía el ingeniero, que incluía tragos de $ 50 mil y la adquisición de siete vehículos marca Mercedes Benz.

Cuando el profesional prestaba declaración ante el tribunal, señaló que “del total de las víctimas, yo recibí $ 1.625 millones”. Acto seguido su abogado defensor, Daniel Celis, hizo la pregunta que dejó esta realidad al descubierto. Así, Garay indicó que con el dinero de los afectados costeó una suma “de dinero en vehículos, $ 900 millones, aproximadamente. Producto de las ventas rápidas se perdía entre el 30% y el 50% del valor del vehículo. Eso lo hice con varios vehículos, siete Mercedes Benz, un Jaguar, dos Grand Cherokee. Adicionalmente a eso están los pagos de impuestos y seguros de esos vehículos”.

¿Qué más?, quiso saber el abogado. El ingeniero respondió: “Voy a nombrar de mayor a menor los ítems, para que sea más sencillo. El segundo ítem en que yo gasté mucho dinero fueron los $ 279 millones que gasté en alcohol y vida nocturna”.

“¿Cómo puede usted llegar a gastar $ 279 millones en vida nocturna?”, le consultó su abogado. “Para que lo pongamos en términos sencillos explicativos, en un local nocturno cuesta alrededor de $ 50 mil un trago, yo era el amigo que invitaba a todos. Gastaba $ 2 millones o $ 2,5 millones en una noche”, dijo. Agregó que “patéticamente pagué para estar rodeado de personas, era un infeliz”.

Para justificar este alto consumo de alcohol, Garay relató a los jueces su adicción a esta sustancia y otros fármacos, los que, según dijo, lo llevaron a intentar suicidarse el 13 de junio de 2016.

El tercer ítem en que más desembolsó dinero, declaró, fue en hoteles, viajes, libros para su colección “de académico de la Universidad Central” y equipamiento para clases de artes marciales. En total, aseguró, gastó $ 175 millones asociados a estos productos y servicios.

Además, señaló que el daño que hizo a las víctimas, en términos patrimoniales, fue mayor que el que determinó la PDI en su informe contable. “Establece (la policía) un daño a las víctimas de $ 1.240 millones y que yo les reintegré a las víctimas $ 317 millones. Eso es equivocado. El daño a las víctimas es de $ 1.351 millones, yo reconozco $ 111 millones más y les he reintegrado a las víctimas $ 273 millones, $ 40 millones menos de lo que señala el informe de la PDI”.

Fiscal rechaza colaboración

El fiscal José Morales indicó que todo lo señalado por Garay -cuyo testimonio se extendió por más de dos horas- ya era conocido por el Ministerio Público. “El imputado se limitó a referir las mismas circunstancias que son parte de la acusación. Básicamente lo que hace es reconocer en forma bastante abierta, incluso, a veces llama la atención cómo se apropió del dinero de estas personas y no hubo ninguna consideración con ellas”, dijo.

Agregó que “la colaboración tiene que ser sustancial para esclarecer los hechos”, sin embargo, dijo que Garay declaró “hechos que ya han sido averiguados por la fiscalía”.