El 57% de alumnos de 8° básico aprobaría una dictadura

El promedio de porcentaje de respuestas a favor de esta materia por parte de niños de México, Colombia, República Dominicana, Perú y Chile es de 69%.

Vía T13

De acuerdo a un estudio que realizó la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo (IEA) sobre educación Cívica y Ciudadana, el 57% de los alumnos chilenos de 8° básico estaría de acuerdo con un estado dictatorial si este conllevara orden y seguridad.

El promedio de porcentaje de respuestas a favor de esta materia por parte de niños de MéxicoColombia, República DominicanaPerú y Chile es de 69%.

El director ejecutivo de la Agencia de Calidad de la EducaciónCarlos Henríquezcomentó a La Tercera que “si bien es positivo que seamos el país con menor porcentaje de aprobación en esta materia, el hecho de que uno de cada dos alumnos respalde esto claramente es preocupante y significa que es una complicación para la vida democrática.

“Los alumnos que tienen mayor conocimiento en esta área pueden marcar la diferencia. Hoy necesitamos encontrar elementos que nos hagan valorar la democracia como una forma de bienestar en todos los ámbitos”, agregó.

Por su parte, la vocera de la Asociación Coordinadora de Estudiantes Secundarios(Aces), Martina Escobar reconoció que “es nefasto” que “los niños de octavo básico piensan así”. Asimismo, dijo que es el reflejo de la educación que estamos recibiendo, que responde a los intereses de las instituciones privadas y da esa mentalidad a los niños”.

Otra materia que se incluyó el estudio es la corrupción, cuyo porcentaje de aprobación fue de un 48%, el menor porcentaje de los países incluidos.

El académico de la Facultad de Educación de la Universidad Diego PortalesGonzalo Muñoz manifestó que es una buena noticia que los estudiantes de nuestro sistema escolar rechacen tajantemente estas conductas, pues abre una ventana de oportunidades para el futuro”.

No obstante, aseguró que fortalecer la educación cívica “sigue siendo un desafío escolar para las políticas públicas y los propios establecimientos”.